GOLF

Tiger Woods vuelve a pesar de sus problemas de espalda

El golfista estadounidense, que continúa con su recuperación, participará en tres torneos antes de que finalice el curso.

Tiger Woods

Tiger Woods Reuters

  1. Tiger Woods

417 días después de su último torneo, el Wyndham Championship de agosto de 2015, Tiger Woods volverá a empuñar un palo de golf en competición oficial. El regreso se ha anunciado a través de su página web, en la que se apunta la participación del estadounidense en el Safeway Open californiano (13 al 16 de octubre), el Turkish Airlines Open turco (3 al 6 de noviembre) y el Hero World Challenge de las Bahamas (1 al 4 de diciembre). Antes de todo eso, Woods reaparecerá por primera vez en el torneo de su fundación en Monterrey (10 y 11 de octubre).

"Mi rehabilitación está en un punto en el que me encuentro cómodo haciendo planes, pero todavía queda trabajo por hacer", reconoce el campeón de 14 grandes. "Dónde juegue dependerá de mi progreso continuado y de mi recuperación. Mi esperanza es estar listo para ir a estos torneos", apunta también.

Los problemas de espalda de Woods le han llevado a pasar por el quirófano en dos ocasiones durante los dos últimos años. La primera operación tuvo lugar en marzo de 2014, y ya le hizo perderse tres meses de competición. La segunda aconteció en septiembre de 2015, manteniéndole en el dique seco hasta que se ha producido este anuncio.

Durante su ausencia de los campos de golf, Tiger no se ha aburrido. "Ha sido genial pasar tiempo con mis hijos Sam y Charlie. También trabajar en un montón de proyectos, incluyendo el diseño de campos de golf, el 20 aniversario de mi fundación y mi libro sobre el Masters de 1997", confiesa la estrella estadounidense, que no gana un título desde agosto de 2013.

Sólo Woods sabe lo difícil que ha sido perderse "torneos importantes" para él, que tanto valora su parón, "una medida inteligente" y que no ha "malgastado" para volver con más fuerza a la competición.

Después de disputar sólo 11 torneos el curso pasado (en cuatro no pasó el corte, incluidos tres 'majors' consecutivos, y se retiró en uno) y con un décimo puesto como mejor logro, Tiger pasó del cielo de la élite al infierno del número 283 del ránking mundial.

Un lugar del que quiere salir ahora, cuando regresa fortalecido por "la amabilidad y la preocupación" de sus fans. ¿Volverá a ser el que era a pesar de los quebraderos de cabeza de su espalda y de que su DNI ya marca 40 años? El tiempo lo dirá.