FIFA

La FIFA confirma la sanción: Madrid y Atlético no podrán fichar hasta 2018

El máximo organismo del fútbol ratifica la prohibición de poder inscribir jugadores a los dos equipos de la capital de España.

Real Madrid - Atlético

Real Madrid - Atlético

  1. FIFA
  2. Real Madrid
  3. Atlético de Madrid
  4. Fichajes

El Comité de Apelación de la FIFA ha rechazado los recursos presentados por el Real Madrid y Atlético de Madrid respecto a la sanción que el máximo organismo del fútbol les había impuesto el 14 de enero, cuando prohibió a los dos equipos españoles inscribir jugadores. La FIFA confirma así la prohibición de fichar para ambos clubes que dictó la Comisión Disciplinaria de la FIFA en los casos relativos a la protección de los menores.

Ni Real Madrid ni Atlético podrán inscribir a jugadores, a nivel nacional o internacional, en los dos próximos periodos de fichajes, el de invierno (del 1 al 31 de enero de 2017) y el de verano (del 1 de julio al 31 de agosto). Los dos clubes madrileños, como ya le pasó al Barcelona, se queda así sin poder ampliar su plantilla hasta enero de 2018. Podrán realizar fichajes, pero no inscribir jugadores en las distintas competiciones oficiales en las que compitan.

"Como consecuencia de la infracción de los artículos 5, 9, 19 y 19 bis, así como de los anexos 2 y 3 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores, a ambos clubes se les prohibirá inscribir a futbolista nacional o extranjero alguno durante los próximos dos periodos de contratación íntegros", recoge el comunicado.

La investigación se centró en la participación de futbolistas menores en el periodo comprendido entre 2007 y 2014 en el caso del Atlético de Madrid, y del 2005 al 2014 en el del Real Madrid.

La prohibición de la transferencia se aplica a cada club en su conjunto - con la excepción de los equipos de fútbol femenino, fútbol sala y playa - y no impide la liberación de jugadores.

Además, el Atlético de Madrid y el Real Madrid han sido multados económicamente. Los rojiblancos han sido multados con 900.000 francos suizos (822.000 euros), y el Real Madrid, con 360.000 (328.000).

El Real Madrid lanzó rápidamente un comunicado en el que aseguró que la resolución es "injusta y contraria a los más elementales principios del derecho sancionador". Además, confirmó que presentará un recurso de apelación ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), solicitando que el procedimiento sea tramitado por la vía de urgencia.