Fútbol de selecciones

Los cinco cambios de Julen Lopetegui en España

El nuevo técnico ha dejado entrever algunas ideas de su proyecto en los pocos días que lleva al frente de la selección: jugar sin falso ‘9’, modificar el esquema, protagonismo de otros jugadores… 

Julen Lopetegui da instrucciones a David Silva.

Julen Lopetegui da instrucciones a David Silva. EFE

Apenas un partido, noventa minutos y, sin embargo, ya se aprecian los cambios de Julen Lopetegui en el combinado nacional tras la victoria de España ante Bélgica (0-2). ¿Buenos o malos? Eso se verá con el tiempo. Sacar conclusiones, ahora, no sólo sería erróneo, sino también demasiado precipitado. Pero, tras este amistoso, ya se pueden apreciar modificaciones tanto en las alineaciones como en el dibujo táctico y, obviamente, en las decisiones tomadas hasta el momento por el nuevo seleccionador. Todas ellas destinadas a poner un punto y aparte entre la era Del Bosque y la nueva. Pero bien, ¿qué ha cambiado en concreto?

FINAL DEL DEBATE EN LA PORTERÍA

Lopetegui quiso cortar de raíz cualquier debate que no tuviera que ver con lo futbolístico y, nada más ser nombrado seleccionador, se reunió con Iker Casillas para hacerle saber que no contaba con él en esta nueva etapa. Con esta decisión, ha acabado con toda especulación sobre quién debe ser el portero en España. De Gea pasa a ser el guardameta titular, Adrián se convierte en la alternativa y Pepe Reina vuelve para hacer de vínculo entre el pasado glorioso de la selección y el presente. Y, además, el cancerbero del Nápoles también aparece como un posible sustituto con experiencia tras un gran año en la Serie A. En definitiva, Julen pone orden bajo palos y a partir de ahí espera alimentar la discusión futbolística por encima de todo lo etéreo que muchas veces rodea al deporte.

LA DEFENSA NO SE TOCA

El técnico vasco no tiene previsto, al menos en principio, hacer cambios en esa parcela del campo. Contra Bélgica -más allá de Carvajal, que se perdió la Eurocopa por lesión-, formaron los mismos de siempre: Jordi Alba sigue siendo el dueño del lateral izquierdo, y Sergio Ramos y Piqué la pareja de centrales. Y, en este primer amistoso, todos jugaron conforme se esperaba. El que sigue en las convocatorias es Marc Bartra, jugador en el que confió Del Bosque y que ahora también está entre los hombres de Julen Lopetegui.

OTRO ESQUEMA

Del Bosque, aunque utilizó diferentes esquemas, a menudo calcó el sistema del Barcelona, con un 4-3-3 bien visible, ya fuera con un falso ‘9’ en punta, con un ariete puro y con dos centrocampistas (Iniesta o Silva) en los costados. Sin embargo, Lopetegui, en su primer partido, ha cambiado ligeramente el dibujo. En su primer amistoso, dispuso de Inicio un 4-1-4-1, con un punta bien visible, y Vitolo y Silva partiendo desde más atrás y moviéndose con libertad por la zona del mediapunta. Con esto, el técnico consiguió quitarle la pelota a Bélgica -equipo que destaca por su buen toque de pelota- y presionar desde el inicio con muchos hombres en cada una de las líneas.

PROTAGONISMO DE CUATRO JUGADORES

La mayor novedad llegó por la alineación de un centro del campo que no había coincidido prácticamente hasta este momento. Con Iniesta fuera por lesión, Julen Lopetegui alineó a Koke -desapercibido durante la época Del Bosque- y a Thiago -secundario en la Eurocopa- junto a Busquets y Vitolo, también titular de inicio. Y con ellos -y Silva, autor de los dos goles, dando una exhibición-, España volvió a ser la misma de siempre -la del toque y la posesión-, pero también, por momentos, quiso combinar ese juego con el contraataque. A todos estos se les unió Carvajal, que ha ocupado el lugar de Juanfran. 

UN ‘9’ PURO

La idea del falso ‘9’ parece completamente abandonada. En el momento en el que el Barcelona decidió acabar con esa figura tras la marcha de Guardiola, la selección ha hecho lo propio. Así lo dejó entrever ante Bélgica Lopetegui: primero colocando como titular a Morata -se tuvo que marchar lesionado en la primera mitad- y después dando entrada a Diego Costa, que cuajó su mejor partido con la selección desde que fue llamado por primera vez por Vicente del Bosque. Además, el delantero del Chelsea se siente más cómodo con este nuevo sistema, pudiendo compaginar el juego de toque con sus velocidad al contraataque.