Champions League

La frustración del PSG señala al "mercenario" Ibrahimovic

Por cuarto año consecutivo, el conjunto francés cayó eliminado en cuartos de la Champions. El sueco, principal criticado en el hundimiento parisino.

Ibrahimovic cabizbajo en el Etihad Stadium.

Ibrahimovic cabizbajo en el Etihad Stadium. REUTERS

  1. Champions League
  2. PSG Paris Saint Germain
  3. Zlatan Ibrahimovic
  4. Manchester City
  5. Competiciones

Más de 530 millones invertidos para caer cuatro años consecutivos en cuartos de la Champions League. En eso se resume el Paris Saint Germain del jeque Al-Thani: un querer, a base de talonario, pero no poder.

La eliminación ante el Manchester City vuelve a abrir las heridas en la capital francesa. Ni los billetes, ni alguno de los mejores jugadores del mundo, ni entrenadores de relumbrón han acabado con el gran mal de los franceses. En una gran cita, el PSG se achica y acaba por no cumplir los pronósticos.

Los de Blanc se presentaron en el Etihad con una delantera envidiable por otros equipos: Ibrahimovic, Cavani y Di María. Después salió Pastore. Y ni con ellos ni con otros fueron capaces de marcar cuando necesitaban, mínimo, un tanto desde el minuto 1. Ya en la ida demostraron falta de acierto, a pesar de marcar dos goles, principalmente debidos a las carencias de la defensa del equipo de Pellegrini.

Laurent Blanc tampoco ha conseguido hacer de grandes individualidades un equipo. Eso le vale para Francia, donde el dominio del PSG es mayúsculo. Ganaron la liga a falta de 10 jornadas, su cuarta consecutiva, y le sacan 28 puntos al segundo. Y eso que, desde que consiguieron el título matemáticamente, fueron perdiendo puntos con pinchazos provocados por pensar en la Champions.

El "mercenario" Ibrahimovic, señalado

En Francia se reflexiona por los motivos que llevan al equipo a no dar la cara en los momentos claves. A un equipo que no tiene rivales en su país, solo se le puede juzgar en Europa. Y es en el continente donde el PSG ha naufragado una y otra vez. Este año, por ejemplo, fue incapaz de ganar al Real Madrid, primero empatando (0-0) en el Parque de los Príncipes, con los blancos llenos de suplentes, y después perdiendo en el Bernabéu, en un encuentro en el que los parisinos fueron mejores pero incapaces de marcar gol. 

Ante tal fracaso, el principal señalado ha sido la que es su máxima referencia: Zlatan Ibrahimovic. El sueco se quedará otra vez sin una final de Champions, jamás llegó a ninguna. A sus 34 años, parece estar ya en el final de su carrera. Además, comienzan a 'atizarle' en el entorno del PSG. "Es un mercenario y yo no quiero ver mercenarios en el fútbol. Prefiero ver a chicos que conozcan la historia del club y sepan lo que representa la camiseta que se pongan", comentó David Ginola, exfutbolista del PSG.

Ibra suena para el Manchester United (con unos 22 millones de euros netos anuales, según informaciones desde Inglaterra), ciudad en la que el PSG se metió su cuarto batacazo consecutivo. En 2016, le eliminó el Manchester City. En 2015, el Barcelona. En 2014, el Chelsea. En 2013, otra vez el Barcelona. Siempre en cuartos. Con Carlo Ancelotti y con Laurent Blanc. Con el partido de vuelta fuera de casa o como visitante.

Y todo eso, con 533 millones de euros invertidos, con fichajes tan caros como el de Ángel Di María (63 millones de euros, más cláusulas), que este año cambió la imagen del equipo, no cambiaron que se estrellaran otra vez. Por David Luiz, otros 49 millones. En Cavani, más de 64 millones se dejaron. 42 en Thiago Silva, otros 42 en Pastore, 40 en Lucas... Y todo, para ganar una Ligue 1 cada vez más devaluada.