FÚTBOL

El padre de Neymar, molesto por tener que acudir a la Audiencia: "Mi hijo sólo sabe jugar al fútbol"

El delantero sostiene ante el juez que firmaba los contratos que le daba su padre y desconoce cualquier extremo sobre los acuerdos.

Neymar a su llegada a la Audiencia Nacional.

Neymar a su llegada a la Audiencia Nacional. Reuters

El futbolista Neymar da Silva ha querido zanjar las acusaciones vertidas contra él por el fondo de inversión brasileño DIS, que le acusa de estafarles al haber cobrado más dinero de lo fijado en el fichaje por el Fútbol Club Barcelona. El delantero ha sostenido ante el juez que él firmaba los contratos que le daba su padre y desconoce cualquier extremo sobre los acuerdos entre el Barça y el Santos.

Por su parte, su padre, que también ha declarado en calidad de investigado durante tres horas, tiró balones fuera y ha insistido que este asunto únicamente afecta a DIS, al FCB y al Santos. A su salida de la declaración se ha mostado muy molesto por ser citado en la Audiencia Nacional y ha asegurado que a día de hoy no tiene ninguna oferta del Real Madrid pero su renovación en el Barça dependerá de lo que ocurra con los asuntos judiciales y si se resuelven pronto.

Además, ha negado que vaya a llegar a ningún pacto con la Fiscalía porque ya ha devuelto a Hacienda todo lo que debía. El padre del jugador ha defendido ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que los contratos firmados por el Barça estaban bien hechos y ha desvinculado a su hijo, que tanto antes como después de su declaración como investigado por los delitos de corrupción entre particulares y estafa ha tenido tiempo de atender a sus fans y firmar algunos autógrafos a varios jóvenes que le esperaban en la puerta del tribunal, de todo el papeleo y asuntos formales. “Mi hijo sólo sabe jugar al fútbol”, ha señalado a su salida del interrogatorio.

Fuentes presentes en el interrogatorio apuntan que Neymar Da Silva ha asegurado que la única oferta que contempló fue la del FCB y no barajó ninguna otra, negando de esta manera que se engañara al Santos con otras ofertas, tal y como aseguró la representante legal del club brasileño el lunes durante su interrogatorio. Fatima Bonassa explicó que el equipo brasileño denunció el traspaso ante las sospechas de que se había producido un sobrecoste oculto y de que no se le había abonado la cantidad real que le correspondía por su 60% de los derechos del jugador. El 40% restante correspondía a DIS.

Sólo contempló irse al Barça

Neymar desacredita así a Santos, que asegura que recibió ofertas más sustanciosas por el jugador y se vio obligado a traspasarlo al Barça por expreso deseo del delantero, que quería jugar en el equipo azulgrana. La denominada Ley Pelé obliga a los clubes brasileños a tener la autorización del afectado para cerrar su traslado.

Según DIS, en el traspaso en 2013 del jugador del Santos al Barcelona las partes ocultaron pagos para reducir la cantidad que el fondo brasileño tenía derecho a cobrar, motivo por el que interpuso una querella contra el FC Barcelona y el Santos FC, así como contra sus presidentes y vicepresidentes en la fecha de la operación. El fondo sostiene que el Santos le dijo que el traspaso se había cerrado en 17,1 millones de euros, pero la operación fue mucho mayor y se incluyó en 2011 un pago de 10 millones de euros del Barcelona al jugador, para que el deportista rechazara otras posibles ofertas; pago del que DIS no obtuvo su porcentaje.

En la causa también se encuentran investigados el presidente y el ex presidente del Fútbol Club Barcelona, Josep María Bartomeu y Sandro Rosell, quienes se negaron este lunes a declarar ante el juez y el fiscal por una supuesta estafa en el fichaje del jugador Neymar Da Silva.