Liga BBVA

El centro del campo es el maná del Atlético

Ha anotado 11 de los 38 goles del conjunto rojiblanco. Saúl y Thomas han conseguido que no se eche en falta a Tiago.

Thomas celebra su gol ante el Levante.

Thomas celebra su gol ante el Levante. Reuters

  1. Liga BBVA
  2. Atlético de Madrid
  3. Thomas
  4. Competiciones
  5. Deportes

El Atlético, no hace tanto, parecía encaminado a ser un equipo de delanteros. Así lo buscó el club con los fichajes de Jackson Martínez, Carrasco y Vietto, que se unieron a Torres, Correa y Griezmann para luchar por los puestos de arriba. Sin embargo, concluida la primera vuelta, la verdadera influencia ha llegado desde el centro del campo, con goles en varios partidos decisivos. El último, el de Thomas, que con su tanto dio el liderato al conjunto del Cholo Simeone (la primera vez que accede a dicho puesto desde que se proclamó campeón).

El pasado 28 de noviembre, cuando Tiago se lesionó, el Calderón empezó a tiritar pensando en qué podría pasar sin el portugués. Sin embargo, poco tiempo después, el Atlético ha demostrado tener candidatos de sobra para cubrir su hueco. El primero de ellos, Saúl, que lo sustituyó a la perfección y, además, ha marcado dos goles decisivos en los últimos tiempos: abrió el marcador contra el Benfica en Champions (1-2) e hizo lo propio ante el Athletic de Bilbao en Liga (2-1). Sin titubear, actuando en cualquier demarcación de la medular y siempre con buenos resultados. “Como dice Bilardo, es un todocampista”, reconoció el Cholo Simeone.

El Atlético ha pasado de tener un sustituto a contar con una cantidad ingente de candidatos. A Saúl se le suma Thomas, un jugador con el que nadie contaba, y próximamente lo harán los dos nuevos fichajes de invierno: Kranevitter y Augusto Fernández, otras dos variantes para una parcela que, a día de hoy, parece cubierta y con overbooking. O al menos, eso dicen los números: el centro del campo rojiblanco ha marcado 11 tantos del total de 38 anotados esta temporada. Es decir, salvando a Griezmann, con 13, gran parte del juego ofensivo llega desde la medular.

Ante este panorama, el Cholo Simeone está encantado. “No tengo compromisos con nadie. Voy con lo que me marcan los entrenamientos y los partidos. Saben que entre ellos la competencia existe desde pretemporada. Es una forma de mejorar”, confesó el técnico rojiblanco. Porque la realidad es que esa lucha interna le ha dado réditos desde el principio de curso (13 jugadores han anotado algún gol este curso y también el total de centrocampistas). Y lo mismo ha sucedido en ataque, donde más allá de Griezmann, entre los otros cinco se reparten 13 dianas (Jackson, Vietto, Correa, Carrasco y Torres).

Thomas celebra su gol ante el Levante.

Thomas celebra su gol ante el Levante. Reuters

En dicha lucha de poder, el gran beneficiado ha sido Thomas, un tipo con el que nadie contaba y que ha ido progresando poco a poco hasta llamar con fuerza a la puerta de la titularidad. “Es un buen jugador, con mucha capacidad física y buen despliegue en ataque, pero le falta mejorar defensivamente”, reconocía Simeone tras el partido de vuelta de Copa del Rey contra el Reus, contra el que marcó su otro tanto esta temporada. Pero, obviando ese apartado, el centrocampista ha demostrado, sobre todo, un gran compromiso, como reconocía tras su partido ante el Levante, en zona mixta, parándose con cada uno de los periodistas, hablando en español y en inglés. Con la filosofía bien aprendida: “El Cholo me ha dicho que ahora hay que pensar en el próximo partido”.

A todos estos se les sumarán Kranevitter, que llega tras ser semifinalista del Mundialito de clubes, y Augusto Fernández, que ha disputado 16 partidos (un tanto y una asistencia) con el Celta esta temporada. Con estos mimbres, si además Jackson, Vietto o Torres empiezan a explotar definitivamente de cara al gol, el balance sería perfecto. Y poco importa si acaba siendo un equipo de delanteros o de centrocampistas mientras los objetivos se cumplan.