Real Madrid de baloncesto

El Madrid saca pecho en medio del desastre: "Hemos sido el mejor equipo de Europa"

A pesar de la desazón general antes del partido por el tercer y cuarto puesto de la Euroliga, los hombres de Laso ya piensan en compensar el vacío continental con un doblete doméstico.

Luka Doncic atiende a los medios antes de un entrenamiento en Estambul.

Luka Doncic atiende a los medios antes de un entrenamiento en Estambul. EFE

  1. Real Madrid de baloncesto
  2. Baloncesto

Luka Doncic sigue triste. Y mucho, como todos en el Real Madrid. No hay que ser un lince para darse cuenta. Su mirada perdida y clavada en el parqué del Sinan Erdem Dome de Estambul mientras responde a EL ESPAÑOL deja claro que no tiene ganas de nada. Su ilusión, posiblemente la mayor del equipo dada su juventud, se fue al traste por culpa de una derrota cruel y sobre todo dura ante el Fenerbahçe en semifinales de la Euroliga. No es el único con cara larga: el pesar es generalizado antes de afrontar un intrascendente partido por el tercer y cuarto puesto continental ante el CSKA de Moscú (este domingo a las 17:00 horas). Ya se sabe que los peores tropiezos deportivos pueden tardar en cicatrizar tanto o más que las lesiones y las heridas más indeseables.

No lo quieren así los más veteranos de la plantilla madridista, los que más deben mantener la compostura en momentos así de dramáticos. Ellos tampoco pueden evitar personificar el lamento (Felipe Reyes y Rudy Fernández están mucho más serios de lo normal), aunque, al mismo tiempo, llaman a la esperanza. "Creo que hay que poner sobre la balanza todo. Obviamente, nos habría encantado salir campeones en Estambul, pero no se pudo. Igualmente, tenemos que pensar que el trabajo está bien hecho", asevera Andrés Nocioni a este periódico.

Seguro que al Chapu le duele en el alma no haber jugado el viernes, pero eso no quita para que, en una nueva muestra de la rotundidad que le caracteriza, reivindique a este Madrid: "Si pones en balance todo el año, el Real Madrid ha sido el mejor equipo de Europa". Hay que tener en cuenta que "una Final Four es a un solo partido, en una situación difícil" y que "algunos errores que van sucediendo durante el juego no se pueden corregir". Definitivamente, "no es lo mismo que un playoff o una temporada entera, en la que se notaría el trabajo".

"Hemos hecho un gran esfuerzo en los últimos años. Al final, no es fácil llegar a la Final Four, hay buenos equipos y hay muchos factores que pueden estar en tu contra. Pero hemos llegado", nos corrobora Jaycee Carroll. El escolta norteamericano deja claro que "ganar la Copa del Rey y la liga no sería nada malo". Sería el segundo doblete consecutivo del Madrid y "la manera de decir que hemos hecho bien las cosas durante la temporada", como añade Nocioni.

Hay más dureza en las palabras de Gustavo Ayón, uno de los grandes damnificados en un asalto fallido a Turquía que dejó especialmente tocado al juego interior blanco. "No estuvimos a la altura de lo que teníamos que dar. Sólo hay que pensar que tenemos camino por delante y olvidar lo que pasó", se resigna el mexicano. Él prefiere no hablar de objetivos a largo plazo: "Lo mejor es limpiar la cabeza ahora mismo y pensar en lo que tenemos próximamente. Lo demás vendrá por sí solo".

Jaycee Carroll en plena defensa sobre Bobby Dixon.

Jaycee Carroll en plena defensa sobre Bobby Dixon. Agencia EFE

Doncic parece algo más esperanzado, aunque no mucho. "Apenado por no haber hecho un buen partido", sí tiene claro que se siente "orgulloso" de sus compañeros y que el equipo se levantará de la caída. No es fácil haberse clasificado para cinco de las últimas siete Final Four, pero tampoco sufrir de la manera en la que se hizo ante el Fenerbahçe.

"Cada jugador se siente responsable y parte de la derrota, así como de la victoria. Las reacciones son totalmente normales, creo que todos piensan que pudieron haber hecho las cosas mejor para poder ganar. Esto es baloncesto, es lo que hay. No es tan fácil ganar la Euroliga. Uno piensa que jugando bien todo el año lo puede conseguir, pero no es tan así", justifica Nocioni.

Seguro que Nando De Colo le entiende, y muy bien. El vigente MVP de la Euroliga y su CSKA también sufrieron un tropiezo más que amargo ante el Olympiacos. Difícil no compartir pesar con el Madrid: el primero y el segundo de la nueva liga regular de 30 partidos superados por el tercero y el quinto a la hora de la verdad. "Todo es muy difícil ahora mismo. Es una temporada muy larga y complicada y llegar a la Final Four supone un camino muy largo", reconoce el base francés a EL ESPAÑOL.

Él está de acuerdo en que la clave para superar este mal trago por parte de unos y otros es hacerlo bien en el tramo final de sus respectivas ligas. "Ahora lo más importante es conseguir los títulos domésticos. Creo que tenemos que estar preparados contra el Madrid, pero no es lo más importante. Lo es lo que viene: los playoffs de la VTB para nosotros y de la ACB para ellos", sentencia De Colo. Si los trofeos vuelven a llegar en el futuro, seguro que Doncic sustituye esa mirada compungida, vacía, por la mayor de las sonrisas. Y con él, el resto de sus compañeros.