Euroliga de baloncesto

Un Fenerbahçe imperial deja sin margen de error al Madrid

Los blancos tendrán que ganar el próximo martes en el Palacio para seguir vivos en Europa tras sumar su tropiezo más doloroso del curso de nuevo en Estambul (100-78).

Sergio Rodríguez intenta anotar ante Pero Antic y Bogdan Bogdanovic.

Sergio Rodríguez intenta anotar ante Pero Antic y Bogdan Bogdanovic. EFE

  1. Euroliga de baloncesto
  2. Real Madrid de baloncesto
  3. Fenerbahce Ulker
  4. Competiciones

Ningún equipo ha logrado remontar un 2-0 en contra en una eliminatoria de playoffs desde que nació la Euroliga. El dato habla por sí solo, y va claramente en contra de los intereses del Real Madrid, pero aún hay otro peor: los blancos únicamente robaron un balón ante el Fenerbahçe este jueves. Ocurrió en los instantes finales del partido, con todo decidido desde hacía un mundo gracias a un encuentro con inapelable dominio turco de principio a fin. Se trata ni más ni menos que de la derrota más estrepitosa de la temporada para el Laso Team (100-78), una vez más llamado a la épica el próximo martes. Todo sea por mantener viva la llama de la cuarta Final Four consecutiva.

Tan intrascendente resultó el tramo final del partido que la televisión tuvo que adueñarse de los tiempos muertos restantes para que la parroquia local (y la que estaba repantingada en el sofá) no se durmiese. Quienes no tuvieron ninguna intención de hacerlo fueron los jugadores de Zeljko Obradovic. Querían meterle 100 puntos al equipo que les privó de la final continental la pasada temporada y lo lograron. Con la rabia del capitán Mahmutoglu exteriorizada en forma de triple para alcanzar la anotación centenaria cuando el encuentro moría… o no. Porque el acta de defunción del Madrid estaba firmada y entregada desde los primeros minutos.

Aquellos en los que el espejismo del regreso de los triples hizo creer en un posible empate de la eliminatoria. Pero el Fenerbahçe no tardaría en ponerse el mono de trabajo. Una defensa de manual, con la que el equipo local pudo correr y hacer todo tipo de virguerías en ataque, evidenció que era un mal día para la lírica. Bogdanovic desde el perímetro y, sobre todo, un inmenso Udoh bajo tableros martillearon una y otra vez las esperanzas del Madrid, si es que las tuvo en algún momento. Kalinic se uniría al recital de sus compañeros para ahondar en la herida visitante más tarde.

Ya que hablamos de heridas, a Sergio Llull le tocó cargar con dos este jueves: un arañazo en el pómulo y, algo mucho más importante, un nuevo concurso para olvidar desde el perímetro. El menorquín ve el aro tan minúsculo como un anillo cada vez que tiene enfrente al Fenerbahçe. No le sucedió lo mismo a su tocayo Rodríguez, aunque la reacción del Chacho llegó demasiado tarde. Fue de los pocos que se salvaron de la quema en una noche realmente aciaga para los hombres de Laso. Rudy apareció y desapareció cual estrella fugaz, Reyes y Ayón perdieron su consistencia a base de faltas y los secundarios brillaron por su ausencia.

Cuando la defensa compareció por fin en el tercer cuarto, a la vez que Udoh parecía sentirse incómodo por primera vez en muchos minutos y que los tiros entraban con cierta regularidad, también fue demasiado tarde. O un espejismo, como quieran verlo. No tardaron en volver los triples de Datome y Bogdanovic, los mates del intratable Udoh y las pérdidas de balón visitantes (15 en total). El vigente campeón no pudo ni siquiera apropiarse del rebote (35-32) y, como en el primer duelo de la serie, no se sintió nada cómodo circulando el balón. Ciertamente, 11 pases son muy pocos para este Real Madrid, al que le toca volver a apelar a la épica tan presente, para bien y para mal, esta campaña.

Quizá sean demasiadas finales anticipadas disputadas o por disputar, ya que si el Madrid gana el tercer encuentro en casa aún tendría que llevarse dos partidos más para estar en semifinales: uno en el Palacio, otro en el infierno turco. Igual a los hombres de Laso les 'pone' batallar contra la adversidad, quién sabe. Lo han hecho tantas veces en los últimos meses que por una más, y encima jugando en Goya, pase. Además, es sabido que nunca se debe subestimar el orgullo de un campeón. Aunque puede que este Conejo Blanco, de tanto pedirle al reloj que no marque las horas, llegue tarde al fin. Y Obradovic, cual Reina de Corazones disfrazada de Alicia, está deseando cortar cabezas.

Ficha técnica

100 - Fenerbahce (27+27+22+24): Udoh (18), Antic (9), Bogdanovic (16), Dixon (14) y Datome (12) -equipo inicial-, Hickman (6), Hersek, Sloukas (2), Arna, Ururlu, Mahmutoglu (6) y Kalinic (17).

78 - Real Madrid (14+15+19+30): Rudy (6), Reyes (5), Ayón (4), Rodríguez (15) y Llull (5) -equipo inicial-, Maciulis (7), Nocioni (3), Carroll (6), Doncic (10), Taylor (8), Hernangómez (4) y Rivers (5).

Árbitros: Christos Christodoulou (GRE), Eddie Viator (FRA) y Matej Boltauzer (SLO). Sin eliminados.

Incidencias: Segundo partido correspondiente a los playoffs de cuartos de final de la Euroliga disputado en el Ulker Sports Arena ante 12.904 espectadores.