COPA DEL REY

El favorito que no falla

El Real Madrid no dio opción a una tercera sorpresa en A Coruña y se impuso al Montakit Fuenlabrada (101-84) con un Jeff Taylor clave.

Sergio Rodríguez, durante el encuentro ante el Montakit Fuenlabrada.

Sergio Rodríguez, durante el encuentro ante el Montakit Fuenlabrada. Foto: ACBMedia

A los asistentes estos días al Coliseum de A Coruña les gustan las sorpresas... hasta cierto punto. Cuando éstas atañen a los grandes, el cántico no se hace esperar: “Estoy hasta los h****s del Barça y del Madrid”. Cierto es que esta reacción llegó antes de que Jeff Taylor, el plan F o G de los blancos, dinamitase el encuentro ante el Fuenlabrada (101-84).

Igual da. Este fin de semana -como en todas las Copas- se va con los pequeños en Galicia. La pregunta es: ¿eso incluye a Sergio Rodríguez? Porque el base canario también puso unas cuantas piedras para cimentar el triunfo de los hombres de Laso este viernes. Aunque eso hace mucho que no sorprende a nadie. Para eso ya están 136 puntos de valoración del equipo y las 26 asistencias repartidas por los blancos, nuevo récord en la Copa junto a un porcentaje del 75% de acierto en tiros de campo (22/29).

No era el día más propicio para que el Fuenla se uniese a Bilbao y Gran Canaria en el capítulo de machadas. Con su entrenador, Jota Cuspinera, más fuera que dentro del partido por una inoportuna indisposición, el rojo pasión que vistieron los suyos se apagó demasiado pronto. Concretamente, con las dos faltas que llevaron a Popovic al banco en la primera mitad. Aun con un intenso Stevic bajo los aros y un fiable Paunic, los madrileños empezaron a verlas venir cuando Gustavo Ayón comenzó a ganar la batalla interior.

El esfuerzo del mexicano se quedaría corto unos minutos después. Cuando Jeffery Taylor se acortó el nombre para, definitivamente, convertirse en Jeff. Con un juego tan espectacular como efectivo, el norteamericano voló sobre la pista. Literalmente, pues sus mates brindaron las mejores acciones del encuentro. No contento con machacar el aro, también lo percutió a base de triples.

Sergio Llull penetra a canasta durante el encuentro.

Sergio Llull penetra a canasta durante el encuentro. Foto: ACBMedia

Las asistencias estuvieron a cargo del de siempre, el Chacho. Tan embriagadora fue su conexión con Taylor que el Fuenlabrada pareció quedarse congelado antes del descanso. Y nada ni nadie le sacó de ese estado en la segunda parte, con el Madrid poniendo el candado a su victoria sin escatimar esfuerzos. Lo logró gracias a la inestimable colaboración de su segunda unidad, liderada por Jaycee Carroll.

Los triples del '20' blanco (18 puntos) borraron cualquier atisbo de remontada. Junto a las aportaciones de Nocioni y Maciulis, instauraron la placidez entre Laso y los suyos. Tanto fue así que Reyes y Llull pudieron disfrutar de un rol más secundario sin que sus compañeros les echasen en falta. Por mucho que Álex Urtasun (22) y Paunic (27) intentasen darle la vuelta a la situación, ya no había reciclaje posible para el Fuenlabrada.

Y, sin embargo, su afición no dejó de pedir volver a la Copa el año que viene. Ni con Doncic, de corta pero intensa aparición, poniendo la puntilla al marcador. El Madrid, siguiendo el ejemplo de un aficionado, pidió matrimonio al favoritismo que le otorga la lógica en esta Copa. Habrá que ver si el compromiso llega a buen puerto o acaba en divorcio.

Ficha técnica

101 - Real Madrid (25+29+23+24): Maciulis (15), Reyes (10), Ayón (12), Carroll (18) y Llull (11) -equipo inicial-, Rivers, Nocioni (14), Doncic (3), Rodríguez (2), Lima (2), Hernangómez (2) y Taylor (12).

84 - Montakit Fuenlabrada (21+13+25+25): Popovic, Tabu (5), Wear (2), González (8) y Paunic (27) -equipo inicial-, Urtasun (22), Úriz (2), Stevic (9), Llorca (3), Smits y Sobin (6).

Árbitros: Emilio Pérez, Óscar Perea y Francisco J. Araña. Jose Mª González fue eliminado por cinco personales (min.35).

Incidencias: Partido correspondiente a los cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el Coliseum de La Coruña ante 9.800 espectadores.