LIGA ENDESA

Sobin hace de Ayón para sorprender al Madrid

La gran actuación del pívot croata, con 24 puntos, sirvió para que el Fuenlabrada derrotase a los hombres de Pablo Laso (91-85).

Nocioni lanza durante el Montakit Fuenlabrada-Real Madrid.

Nocioni lanza durante el Montakit Fuenlabrada-Real Madrid. ACB Photo

  1. Real Madrid de baloncesto
  2. Liga Endesa
  3. Deportes
  4. Competiciones

No nació en Zapotán, Nayarit, sino en Split, Croacia. Tampoco mide 2.08, sino 2.05, y su mercado, el de Fuenlabrada, es muy pequeño en comparación con el de todo un Real Madrid. Y, sin embargo, Josip Sobin brilló con mayor intensidad que Gustavo Ayón en el derbi madrileño más especial e intenso de los últimos años. Sobre todo por su resultado final (91-85, primer triunfo del Fuenlabrada ante el Madrid desde el curso 2010-2011), pero también por el clínic en la pintura del número 21 fuenlabreño.

Los 24 puntos del croata, con un excelso 12 de 13 en el tiro, cobraron aún mayor grandeza por su duelo interior con el mexicano. El partido de Ayón también fue digno de mención (16 puntos, 6 de 6 en el tiro), pero su lucimiento individual no tuvo reválida a nivel colectivo. Mucha culpa de ello tuvieron las 20 pérdidas de balón de los hombres de Laso, capitales para explicar el cuarto tropiezo liguero del vigente campeón.

La debacle blanca empezó a forjarse en el tercer cuarto. Por demérito visitante y por mérito de un Fuenlabrada muy serio en todas las fases del encuentro. Su acierto desde el perímetro empezó a allanar la victoria en la primera parte, con un sólido Ivan Paunic (18 puntos).

En general, el rendimiento del frontcourt local fue sobresaliente. Ricardo Úriz aportó solvencia tanto en la dirección como en el tiro y Marko Popovic hizo gala de su regularidad habitual. Además, Álex Urtasun, más desaparecido que últimamente, anotó un triple decisivo para la victoria en los instantes decisivos del partido.

Fueron esos momentos de la verdad los que dejaron dos de las instantáneas del partido. Las protagonizaron dos secundarios del Madrid reconvertidos en protagonistas en el intento de salvar a los blancos: Andrés Nocioni y KC Rivers. El argentino apareció para lo bueno, tirando de casta para llevar en volandas el ataque del Madrid (21 puntos, 5 de 7 desde el triple). También para lo malo, con un feo codazo a David Wear que significó el cénit de sus protestas a los árbitros.

En el caso del alero norteamericano, también hubo un protagonismo notable en ataque (12 puntos) y una acción para olvidar en los últimos minutos. La desesperación se adueñó de Rivers en un saque de banda, alimentado en su infortunio por una asfixiante defensa de Paunic. Todo acabó con una pérdida del Madrid, de balón y quizá también de moral.

Maciulis controla el balón durante el Fuenlabrada-Real Madrid.

Maciulis controla el balón durante el Fuenlabrada-Real Madrid. ACB Photo

Y es que el Fuenlabrada fue minando la confianza blanca pasito a pasito durante los 40 minutos. El planteamiento de Jota Cuspinera, buen conocedor de los entresijos del Madrid tras su etapa en el club, no pudo salir mejor. Aceptó el desafío ofensivo de Laso y los suyos en una primera parte totalmente carente de defensa y, en una segunda mitad con mayor peso de las imprecisiones, supo adueñarse de los pequeños detalles para ganar.

Esa mentalidad de lobo vestido con piel de cordero, agazapado esperando el momento preciso para asaltar a la presa, acabó por sacar de sus casillas a los visitantes. Fueron abocados al protagonismo de los suplentes para mantener intactas sus opciones de triunfo. Con permiso de Sergio Rodríguez, que, aun con las ganas por delante, cejó en su empeño de revolucionar el partido. Las bandejas que no convertía el Madrid acababan en canastas y triples acertados por el Fuenlabrada al otro lado de la cancha.

Solo había que ver las caras de Alberto Herreros o Luka Doncic en ciertas fases candentes del encuentro. El sueño copero empezaba a cumplirse en el Fernando Martín fuenlabreño sin remedio a la vez que el Madrid se diluía, también con ninguna solución plausible a la vista. Mientras Baskonia, Barça y Valencia se alejan en la clasificación, a Laso y los suyos les toca salir de un nuevo hoyo.

Han caído en él por errores propios (la falta de defensa interior, por redundante, continúa siendo un problema serio), pero también por aciertos ajenos. Los de un equipo pequeño como el Fuenlabrada que, una noche más esta temporada, se creyó grande y, con él, su afición. Y vaya si lo fueron.

Ficha técnica

91 - Montakit Fuenlabrada (22+25+21+23): Tabu (4), Popovic (15), Paunic (18), Wear (11), Sobin (24) -quinteto inicial-, Úriz (6), Urtasun (3), González (2), Stevic (5), Llorca (3) y Sanz.

85 - Real Madrid (22+27+13+23): Rodríguez (11), Rivers (12), Taylor (6), Reyes (2), Hernangómez (4) -quinteto inicial-, Nocioni (21), Ayón (16), Maciulis (8), Carroll (3), Doncic y Ndour (2)

Árbitros: Pérez Pizarro, Bultó y Oyón. Sin eliminados.

Incidencias: partido de la decimosexta jornada de la Liga Endesa disputado en el Pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada, ante 5.556 espectadores. El Fuenlabrada jugó con una equipación verde por una campaña de fomento del reciclaje con Ecovidrio.