IV Centenario

El año Cervantes arranca sin dinero de patrocinadores

La Comisión del IV Centenario de la muerte del escritor anuncia desgravaciones del 90% en impuestos a las empresas que quieran participar en el programa.

José María Lassalle durante el acto de presentación en la BNE.

José María Lassalle durante el acto de presentación en la BNE.

El último pleno de la Comisión de la celebración del IV Centenario de la muerte de Cervantes ha servido para dar a conocer la programación de actividades culturales del año cervantino, en la que que se incluyen, según ha anunciado el actual secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, 229 actividades hasta julio, en España y el extranjero. Ha respondido a las críticas de tardanza en la presentación del programa comparando el calendario que el Reino Unido mantiene con la celebración del mismo centenario de Shakespeare. “Los británicos han presentado su programa el 20 de enero. Sé que hay diferencia horaria entre Londres y Madrid”, ha ironizado el responsable de cultura en funciones del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.

Sin embargo, esta misma mañana se han aprobado 60 nuevas actividades (teatro, artes plásticas, literatura, investigación), un cuarto de las acciones que componen el programa. Lassalle añadió que se prolonga “hasta julio y seguiremos trabajando en el desarrollo del programa”. También ha servido la octava reunión -la primera fue en octubre y se aprobaron 60 actividades- para aprobar la exención fiscal del 90% a toda empresa que quiera participar en la creación y difusión de las actividades.

El alcalde de Alcalá de Henares dice que necesitan apoyo de empresas privadas porque no tienen financiación suficiente. Ahora ya hay un marco para lograr las inversiones

Cada institución buscará sus patrocinadores, la Administración estatal apoyará con cuatro millones de euros el programa, pero se mantiene al margen de la captación. Es el modelo que Lassalle ha denominado “descentralizado” e “innovador” en la celebración de conmemoraciones, que será “menos jerarquizado, más abierto y vivo”. “Con el uso de estos instrumentos fiscales esperamos que muchos patrocinadores participen en las actividades”, aclara Lassalle que insistió en su comparecencia en la llamada a “muchísimos patrocinadores” para que se vean beneficiados por el perdón de sus impuestos.

El alcalde de Alcalá de Henares, presente en la sala de la Biblioteca Nacional donde se celebró la presentación, fue mucho más directo: “Necesitamos apoyo de empresas privadas porque no tenemos financiación suficiente. Ahora ya tenemos un marco para lograr las inversiones. Os pedimos a vosotros, los medios de comunicación, ayuda para lanzar este logo. Todos debemos implicarnos en prestigiar la marca de Cervantes”, pidió a la prensa Javier Rodríguez Palacios (PSOE).

Informar a favor, no en contra

Lassalle se sumó al llamamiento del alcalde y en la demanda a los medios de comunicación que no se precipiten a la hora de informar: “Todos debemos contribuir en el prestigio de la conmemoración y no precipitarnos en lo que hacemos o no hacemos. Así contribuiremos en el desarrollo del programa”. Porque para el secretario de Estado de Cultura “no ha habido tardanza en la presentación de la programación”, ni se ha improvisado en la creación del programa de actividades, ni en las exenciones fiscales.

Lassalle asegura que la tardanza en la presentación del programa es producto de una precipitación de los medios de comunicación por querer saber qué es lo que iba a hacerse

“La tardanza es producto de una precipitación de los medios de comunicación por querer saber qué es lo que iba a hacerse. Esa ansiedad precipitada por parte de algunos puede haber sido interpretada como tardanza. Pero 229 actividades no se sacan de la chistera de un día para otro”, quiso aclarar en su versión de los hechos José María Lassalle, que esa misma mañana firmaba un cuarto de las actividades a desarrollar. Además, ni la Real Academia de la Lengua ni el Instituto Cervantes han lanzado críticas a la desgana, sólo fueron “comentarios”.

Junto al ofrecimiento del perdón de tasas el secretario de Estado de Cultura subrayó los datos que reflejaban el primer CIS que preguntó a los españoles por la vida y obra de Miguel de Cervantes. La conclusión para Lassalle es “Cervantes sigue siendo un gran desconocido”. No parece el mejor reclamo para que los patrocinadores pongan su dinero y su marchamo en unas actividades: un producto que no interesa a la mayoría de los españoles. El responsable asumió la obligación de dar a conocer a través de la web -herramienta pedagógica y programación-, que se pone en marcha hoy la figura de “ese gran desconocido”.