Arte con finanzas

El Prado sube los precios dos días antes de inaugurar El Bosco

Desde el museo indican que el aumento de 14 a 15 euros sumará un millón de euros a las arcas, para rehabilitar el Salón de Reinos. 

La reina durante su visita a la exposición.

La reina durante su visita a la exposición.

  1. Museo del Prado
  2. El Bosco
  3. Pintura
  4. Cuentas públicas

El sábado anterior a la inauguración de la gran exposición del año organizada por el Museo Nacional del Prado el BOE comunicó la subida de precios de la entrada a la pinacoteca: de 14 a 15 euros. A petición del director de la institución, Miguel Zugaza, el Patronato, presidido por José Pedro Pérez-Llorca, aprobó la medida. La entrada general, que incluye la visita a la colección y a las exposiciones temporales, no ha dejado de encarecerse desde 2011, cuando pasó de 7 a 12. En 2013 pasó de 12 a 14 euros y, ahora, a 15 euros. En seis años, El Prado ha incrementado el precio en un 114%.

En la orden se aclara que el “ambicioso programa de actividades” para celebrar el II Centenario del Museo “requiere la adopción de nuevas medidas organizativas que doten al Museo Nacional del Prado de los recursos técnicos, humanos y económicos necesarios”. Según se puede leer en el texto firmado por la dirección de la pinacoteca, esas “exigencias de calidad y excelencia, en el marco de la actual coyuntura económica, se ha de sustentar en una sólida estrategia financiera que dé continuidad a la línea de trabajo adoptada por el Museo desde el año 2011”.

Desde El Prado confirman a EL ESPAÑOL que han ejecutado la medida para garantizar su actividad

Como se ha indicado, es en el año 2011 -temporada en la que empieza a aplicarse “una sólida estrategia financiera”- cuando los precios se disparan. La justificación de la subida es debido a “una regulación acorde tanto con sus exigencias financieras como con su compromiso de servicio público”.

También se indica que en el Plan de Actuación 2013-2016 que el propio museo diseñó para su gestión, se establecía el aumento del precio de la entrada para el año pasado. “Sin embargo, el Museo Nacional del Prado, de acuerdo a criterios de responsabilidad, optimización de recursos y austeridad, determinó la demora de la puesta en marcha de esta modificación de precios en 2015”, puntualiza. Por otro lado, la modificación del precio de la entrada no afecta al régimen y horario de gratuidad, según se aclara en el texto: de lunes a sábado, de 18 a 20 horas; y domingos y festivos, de 17 a 19 horas. Los colectivos que se benefician de la gratuidad también se mantienen.

Un millón de euros más

En la disposición se dan dos motivos para la subida: las “exigencias financieras” y el “compromiso de servicio público”. Marina Chinchilla, Directora adjunta de administración del museo, explica a EL ESPAÑOL el porqué de la subida: “Hemos tenido que garantizar la capacidad financiera del organismo frente a la reducción de la aportación del Estado. Debíamos adoptar medidas para incrementar los recursos propios”. Según sus previsiones, la subida de precio supondrá un aumento de un millón de euros en las cuentas de 2016. Puntualiza que siguen entrando más personas sin pagar que abonando.

El espacio más espectacular de la exposición, el dedicado al Jardín de las delicias.

El espacio más espectacular de la exposición, el dedicado al Jardín de las delicias.

“Hemos ejecutado la medida para garantizar nuestra actividad”, aclara. La responsable de los balances del museo explica que demoraron la subida en 2015 y han mantenido el “criterio de máxima austeridad”. Pero la celebración del Bicentenario del Museo en 2019, declarado acontecimiento de especial interés, necesita un incremento de presupuesto, que en parte saldrá de la subida de las entradas. Las desgravaciones fiscales especiales harán el resto. Los primeros actos de celebración sucederán este noviembre.

Chinchilla asegura que el museo debe empezar a dotarse de unas garantías para la mayor celebración del Bicentenario: la reapertura del Salón de Reinos, que será rehabilitado con una inversión aproximada de 30 millones de euros. “Es el proyecto estrella”, dice. Además, cuenta que en 2017 se trazará un nuevo plan gestor del Prado, pero no habrá nueva tarifa: “En absoluto subiremos el precio el año que viene, en ningún caso. No se contempla”.

Era una buena fecha porque la exposición del Bosco era un hito este año

¿Por qué se ha subido la tarifa unos días antes de la inauguración de la exposición más importante del año? “Era una buena fecha porque la exposición del Bosco era un hito este año. Es una muestra del esfuerzo que hace el museo por ofrecer exposiciones importantes que justifican la subida del precio. Es una exposición que ha tenido un coste más elevado por el diseño del montaje, el número de obras y las actividades. El Bosco ha supuesto un esfuerzo especial para el museo”, apunta Chinchilla, aunque no especifica cifras.

La temporada camina viento en popa para la institución, que mantiene un incremento del 10% de visitas respecto al año anterior. A diario pasan por las salas unas 10.000 personas y los dos primeros días de El Bosco han extendido tiques a 4.000 personas cada jornada. “Es un éxito. A las seis de la tarde se acaban las entradas para visitarla”, explica la responsable. De ahí que el museo ampliara el horario de visita los viernes, sábados y domingos dos horas más. Por cierto, esas dos horas a mitad de precio.