PhotoEspaña

Refugiados a las puertas del 'paraíso', el montaje

Conde Duque acoge una serie fotográfica sobre el migrante, el nómada, el exiliado, el refugiado y el apátrida. 

Annick Sterkendries, Posture Imposture, Squat 1, Port de Catane, 07-2015 © Annick Sterkendries.

Annick Sterkendries, Posture Imposture, Squat 1, Port de Catane, 07-2015 © Annick Sterkendries.

En las fronteras de la Unión Europea conviven migrantes y fotógrafos. Unos que sufren, otros que canjean ese sufrimiento en imágenes que llevar de regreso a la tierra, a ver si se expande alguna mente. A ver si salta alguna fibra. Es información gráfica y -claro- también es dolencia. Hay unos que huyen de la guerra, la pobreza o la represión, y otros que les acompañan en el naufragio cámara en mano, a veces desde una distancia prudencial, a veces arriesgando su misma vida. Sin embargo, los fotógrafos que participan en ¡A las puertas del paraíso! Ensayo fotográfico sobre el migrante, el nómada, el exiliado, el refugiado, el apátrida... no han trabajado a pie de campo, sino que han tratado de edificar, desde el exterior, una imagen comprometida. 

Esta exposición puede verse en la Sala Sur del Centro Cultural Conde Duque a partir de mañana viernes 3 y hasta el 4 de septiembre, con entrada gratuita. Los cuatro fotógrafos implicados son el suizo Peter Knapp y los franceses Mathieu Pernot, Antonine D'Agata y John Batho. La muestra, comisariada por François Cheval y Audrey Hoareu, está compuesta también por una selección histórica que pone en relación el trabajo de estos artistas contemporáneos con un conjunto de 20 placas de vidrio esteroscópicas de la colección del Musée Nicéphore Niépce (Francia), además de una selección de revistas francesas (Vu, Match, Regards...) que reflejan el éxodo español a Francia durante la Guerra Civil española. Puede que escueza. Nosotros también fuimos ellos.