MEMORIA HISTÓRICA

El Ayuntamiento de Málaga rectifica y cierra el 'pipi can' de la fosa común

El consistorio instaló un meadero canino en el antiguo cementerio de San Rafael.

Pipi can de Málaga.

Pipi can de Málaga.

  1. Ley de memoria histórica
  2. Memoria Histórica
  3. Málaga (Provincia)
  4. Málaga (Ciudad)

El Ayuntamiento de Málaga ha cerrado cautelarmente el parque canino situado sobre la mayor fosa de fusilados durante la Guerra Civil, en el cementerio de San Rafael, tras reconocer un error técnico de coordinación entre el consistorio y la Asociación para la Memoria Histórica.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga, Francisco Pomares, afirma que siempre quisieron "conjugar las actuaciones desde el respeto" y que, por un fallo, la memoria final del proyecto no llegó a su departamento, por lo que se hizo con los planos iniciales menos precisos facilitados por la asociación.

El error se debe a un desfase de datos topográicos entre los del Ayuntamiento y los de la memoria real

Tras una reunión mantenida entre los técnicos del Ayuntamiento y la Asociación para la Memoria Histórica de Málaga, se acordó cerrar temporalmente el parque canino hasta completar las actuaciones pertinentes para cambiar el perímetro y que este no afecte a la fosa número ocho. Pomares reconoce que hubo "un desfase de datos topográficos" entre los del Ayuntamiento y los de la memoria real, ya que no solo está mal situada en el mapa la fosa 8, con 25 metros de desubicación, sino que "no coincide casi ninguna". 

Según Pomares, los planos definitivos no llegaron a los técnicos de urbanismo del Ayuntamiento, que efectuaron el proyecto con los provisionales. Las futuras actuaciones serán delimitar el perímetro de la fosa y colocar una placa conmemorativa.

Fosa común del antiguo cementerio de San Rafael antes de ser exhumada.

Fosa común del antiguo cementerio de San Rafael antes de ser exhumada.

Por su parte, el presidente de la Asociación contra el Olvido y para la Recuperación de la Memoria Histórica de Málaga, José Sánchez, afirma que desde la inauguración del parque canino intuyeron que el emplazamiento no se ajustaba al plano de la memoria final del proyecto, por lo que solicitaron una reunión con el alcalde, pero debido al lento proceso administrativo no se pudo celebrar.

Sánchez afirma que en "en esa tierra hay mucha sangre" e insiste en que hay que "respetar las fosas" donde fueron enterrados los represaliados por el franquismo. En el antiguo cementerio de San Rafael de Málaga se encuentran una serie de fosas comunes que contenían los restos de unas 4.500 personas, algunas de las cuales todavía están sin exhumar.

Se estima que dichas fosas contienen los restos de 4.500 personas. Parte de estas fosas ya han sido exhumadas recuperándose más de 2.000 cuerpos y aún quedan varias sin exhumar . Por su parte, el arqueólogo asesor de dicha asociación, Andrés Fernández, señaló que la fosa 8 venía indicada en la planimetría adjunta al informe final que, "por un malentendido técnico", no llegó al área de urbanismo. Fernández aclaró que el parque canino está "totalmente encima" de la fosa 8, la más grande, y que estaba exhumada y rellena de geotextil y grava pero que, al estar cubierta por tierra común, no fue identificada por los técnicos municipales.

Parte de estas fosas ya han sido exhumadas recuperándose más de 2.000 cuerpos y aún quedan varias sin exhumar

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), a quien se le acusa de ocultar su pasado franquista, responsabiliza a la Asociación contra el Silencio y el Olvido por la Recuperación de la Memoria Histórica en Málaga de haber remitido "una información incompleta o mal enviada" cuando se proyectó la instalación para perros.

De la Torre, que afirma que "se han respetado escrupulosamente las ubicaciones" facilitadas en su día y defiende que en los planos remitidos a Urbanismo ese sector "solo es un punto". Reprocha al colectivo que no aclarara el asunto cuando se demandó la información en noviembre pasado. Al preguntarle sobre el hecho de que el PSOE haya pedido la dimisión del concejal de Urbanismo "por falta de sensibilidad, por mentir y por respeto a las víctimas" y el cierre inmediato del recinto canino, De la Torre tachó de "desleal" a los socialistas.