PAPELES DE PANAMÁ

Las hermanas García-Vaquero, las clones cazafortunas

La esposa del ex presidente Felipe González también tuvo una sociedad offshore en Panamá. Su relación con Luis García Cereceda no fue estrictamente sentimental, también comercial. 

Begoña, Mar y Mari Carmen García Vaquero juntas en un acto

Begoña, Mar y Mari Carmen García Vaquero juntas en un acto

  1. Felipe González
  2. Papeles de Panamá

María del Mar García Vaquero, actual pareja del ex presidente Felipe González, también figura en los archivos del despacho Mossack Fonseca, uno de los mayores del mundo en creación de sociedades offshore. Esta cuenta se remonta al menos a tres años antes de que empezara su relación sentimental con el dirigente socialista, en un momento importante debido a las empresas en las que participaba en España y cuyo máximo accionista era García Cereceda, según adelantó El Confidencial.

Vaquero era asesora fiscal senior de Banca Privada de La Caixa. Se dedicaba a gestionar el patrimonio de clientes con alto poder adquisitivo y les asesoraba sobre inversiones y también sobre fiscalidad. En 2013 decidió acogerse al ERE para disfrutar de su recién estrenado matrimonio con el ex presidente socialista.

Mar García Vaquero mira embelasada a su marido Felipe González

Mar García Vaquero mira embelasada a su marido Felipe González

Pero la relación entre ambos no se circunscribía únicamente al ámbito comercial. Vaquero, recién divorciada del doctor Francisco Javier González Polo, con el que tuvo a sus dos hijas, Lucía (30) y Micaela (26), comenzó a salir en el año 2000 con Luis García Cereceda, un hombre mucho mayor que ella. La relación no prosperó. "A Mar es a la que más le ha costado de las tres hermanas 'pillar' a un hombre rico y famoso", confiesan fuentes del entorno de las hermanas a EL ESPAÑOL. En esa época conoció a Felipe González, amigo íntimo del constructor. Pero no hubo flechazo.

Micaela y Lucía, hijas de Mar García Vaquero con su tío Pedro Trapote

Micaela y Lucía, hijas de Mar García Vaquero con su tío Pedro Trapote

Tras Cereceda, llegó Iñigo Prado Nicholson, un sobrino del amigo del Rey, Manolo Prado y Colón de Carvajal, al que dejó porque tenía mucho apellido y poca fortuna. Sin embargo, algunos apuntan a que la ruptura se debió a que Mar ya había empezado a verse con el ex presidente González al mismo tiempo que estaba con Iñigo. Cuando este se enteró puso punto final a la relación y echó a Mar y sus hijas del domicilio que compartían.

Iñigo Prado Nicholson

Iñigo Prado Nicholson

El empresario español Jesús Barderas, afincado en República Dominicana, organizó en 2008 una fiesta donde González y Mar se dejaron ver juntos por primera vez. No es casualidad que Barderas también aparezca en los documentos del despacho panameño como “persona políticamente expuesta” por ser “amigo íntimo de Felipe González, ex presidente del Gobierno. Era considerado como uno de los clientes preferentes de Mossack Fonseca, a través del cual gestionaba más de 50 sociedades.

Las chicas de oro

Mar García Vaquero, de 57 años, es la mediana de cuatro hermanos, tres chicas y un chico. Las tres hermanas son inseparables y han sabido siempre rodearse de hombres ricos. La mayor, Carmen, de 61 años, está casada desde hace más de veinte años con Emilio Caballero, un adinerado empresario mexicano dos décadas mayor que ella.

Begoña y Mar son idénticas y suelen salir siempre juntas

Begoña y Mar son idénticas y suelen salir siempre juntas

La menor, Begoña, de 52 años, fue secretaria de un notario. En el año 2004 se casó con el empresario Pedro Trapote, tras años de relación y un hijo en común que estudia en Estados Unidos. Para el multimillonario empresario dueño de las conocidas discotecas Joy Eslava y Pachá, es su cuarta esposa.

Mar y Felipe disfrutando de sus primera vacaciones juntos en el Caribe

Mar y Felipe disfrutando de sus primera vacaciones juntos en el Caribe

A pesar de que sus hermanas tuvieron más suerte, Mar consiguió acaparar todos los focos cuando la revista ¡Hola! publicó unas fotografías de ambos en el aeropuerto de Punta del Este (Uruguay) en diciembre de 2008. Semanas más tarde, la pareja volvía a ser sorprendida pasando el fin de año en el Caribe.

Su entorno asegura que tiene pánico a la prensa y que no le gusta nada salir en las revistas. Tras tres años y medio de relación, la pareja contrajo matrimonio en agosto de 2012 en una íntima y familiar ceremonia celebrada en la Junta Municipal de Retiro. El matrimonio y las dos hijas de Mar viven en un flamante piso de la calle Velázquez de 400 metros cuadrados y son vecinos de José Bono, que vive en un ático cercano. Los fines de semana disfrutan de 'El Penitencial' una finca de 50 hectáreas en Cáceres que reformaron juntos.