Cumbre de París

La heroína del cambio climático aspira a ser la primera secretaria general de la ONU

Christiana Figueres, costarricense de 59 años, es una reconocida experta internacional en economía sostenible y una hábil negociadora, como demostró en la COP2.

Imagen reciente de Christiana Figueres.

Imagen reciente de Christiana Figueres.

  1. Cambio climático
  2. ONU
  3. Ban Ki-Moon

Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) hasta hace pocas horas, ha anunciado su candidatura por el puesto del secretario general de la ONU, actualmente ocupado por el surcoreano Ban Ki-moon y cuyo mandato expira el próximo otoño.

Fue nombrada como máxima responsable del CMNUCC en mayo de 2010, y anteriormente había participado en el equipo negociador de su país de origen, Costa Rica, en acuerdos tan relevantes para la lucha contra el cambio climático como el Protocolo de Kyoto, firmado en 1997.

No obstante, su gran logro político tuvo lugar al conseguir cerrar el acuerdo multilateral de la CMNUCC en París, un hito histórico que puso de acuerdo a 196 partes firmantes para trabajar juntos con el fin de tomar medidas en aras de "mantener la temperatura media mundial muy por debajo de dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales".

La importancia de este acuerdo radica en que, por primera vez, un texto global con carácter "vinculante" fue adoptado por todos los delegados -en la práctica, los representantes de todos los habitantes de este planeta-, especialmente por países tradicionalmente reacios a compromisos multilaterales de esta naturaleza, como EEUU o China.

Misión del Secretario General de la ONU

Desde el think tank E3G, un centro independiente de análisis y diplomacia relacionado con la lucha contra el cambio climático y sus amenazas, consideran que "cualquier nuevo Secretario General de las Naciones Unidas debe dar prioridad a las reformas profundas para que la institución pueda hacer frente a los ciclos de crisis [como, por ejemplo, la crisis de los refugiados de Siria o los conflictos fronterizos en el Mar de China] que socavan la fe en el sistema internacional".

En este contexto, alertan de que "el cambio climático irá ampliando las crisis de forma global, algo que socava la capacidad de la ONU para mantener la paz y la seguridad", que es su última labor.

Por tanto, según estos expertos, el nuevo secretario general "tendrá que asegurarse de que la ONU puede poner en práctica los tres principales acuerdos firmados el año pasado": el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible -que tratará de erradicar o, al menos paliar, la pobreza en el mundo- y el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, en previsión del aumento de situaciones de desastres naturales en zonas especialmente vulnerables.

En cualquier caso, la decisión sobre el nuevo secretario general de la ONU tendrá lugar en octubre o noviembre, aunque la lista de candidatos será publicada antes del 21 de julio. Para asegurar transparencia en el proceso de selección, deberán someterse a una serie de cuestiones en la Asamblea General; Figueres será interrogada el próximo 14 de julio.