Sundar Pichai, CEO de Google.

Sundar Pichai, CEO de Google.

Omicrono

Google anuncia la "mayor inversión de energía renovable de la historia"

Noticias relacionadas

En un clima de protestas debido al descuido de las grandes empresas por el medio ambiente, tanto Amazon como Google han anunciado medidas contra el cambio climático. Google ha decidido pasar por adoptar la energía renovable como bandera, pero de una forma mucho más agresiva.

El pasado jueves Sundar Pichai, CEO de Google anunció que realizaría "la mayor inversión corporativa de energía renovable de la historia". Este anuncio se realiza solo un día antes de que se produzcan las protestas de los trabajadores de la compañía para exigir medidas más enérgicas contra el cambio climático.

Google ya tiene un importante historial "de pedidos" referentes al cambio climático. El año pasado, por ejemplo, anunció la inversión de más energía renovable que la que consumió como compañía. Esto no se aplica únicamente a las energías renovables; Google también anunció que toda su gama de productos Made by Google estarán hechos con materiales reciclados para el año 2022.

Google consigue "la mayor inversión corporativa de energía renovable de la historia"

Esta inversión incluye un paquete de 1.600 megavatios de acuerdos eólicos y solares junto a 18 nuevas ofertas de energía. Según informa The Verge, Google invertirá más de 2.000 millones de dólares para crear infraestructuras destinadas a la energía renovable en Europa, Estados Unidos y China. Según el mismísimo Pichai, esta inversión equivale a "la capacidad de un millón de tejados solares".

Pichai prosigue: "en total, nuestra flota de energía renovable ahora tiene 52 proyectos, generando más de 7 mil millones de dólares en nuevas construcciones y miles de empleos relacionados". Así, Google espera aumentar su portfolio de energía renovable en un 40 por ciento con estas medidas.

No obstante los empleados no parecen tener tan claro que esta medida vaya a ser suficiente. Hoy viernes los empleados de Google se organizarán para participar en la Global Climate Strike, liderada por estudiantes de todo el mundo antes de la cumbre climática de las Naciones Unidas el 23 de septiembre. No solo de Google; empleados de Microsoft y Amazon también han asegurado que irán.

En un post de Medium, trabajadores de Google aseguraron que "la tecnología no es verde. Google Cloud crea una importante infraestructura de licencias de ingresos, aprendizaje automático y talento de ingeniería para las compañías de combustibles fósiles, y promete ayudarlas a extraer reservas de combustible más rápido".

Las exigencias de los trabajadores son claras: exigen 0 emisiones para el año 2030 por parte de Google, 0 contratos para compañías de combustibles fósiles "destinadas a acelerar la extracción de petróleo y gas", eliminar fondos para políticos y empresarios negacionistas del cambio climático y no dañar a los refugiados climáticos, o individuos que puedan ser desplazados como resultado del cambio climático.

El post asegura que "los trabajadores de Google respaldan a los estudiantes y a nuestros compañeros de la tecnología en apoyo del movimiento climático, en apoyo de las comunidades de primera línea y en un futuro habitable: estamos comprometidos con la acción audaz en toda la industria de la tecnología y más allá. Literalmente es la única opción razonable".

Por su parte Amazon también anunció promesas climáticas. Anunció "The Climate Pliedge", consistente en cumplir los objetivos de reducción de emisiones más ambiciosos del acuerdo climático de París unos 10 años antes. Así, la compañía será neutral para el carbono en el año 2040. Además, aseguró que Amazon usaría solo energía renovables en el año 2024, y que además la empresa funcionaría solo con estas energías en 2030.