El presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, junto con Pedro Sánchez.

El presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, junto con Pedro Sánchez.

Renault

El presidente de Renault a los políticos: "Escuchen a los empresarios, debemos ir de la mano"

El responsable de Renault en España, José Vicente de los Mozos, señala que "un país no puede vivir de los servicios" y que hay que "salir a buscar oportunidades"

22 octubre, 2020 23:25

Noticias relacionadas

El vicepresidente ejecutivo del grupo Renault y presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, ha lamentado la situación actual de la industria y ha reclamado un plan regional y nacional que permita reforzarla, ya que la considera la base para la recuperación y "un país no puede vivir de los servicios".

"Cuando ha caído una bomba atómica como ha sido el coronavirus solo podemos hacer dos cosas: llorar o reinventarnos, y este es el momento de reinventarnos", ha señalado De los Mozos, quien ha insistido en que es el momento de "ponerse el chubasquero, salir y buscar nuevas oportunidades".

En su opinión, para esa salida es fundamental la competitividad, ya que "si somos competitivos y tenemos un producto que genere valor añadido, no tenemos por qué tener miedo".

De los Mozos ha precisado que esa competitividad hoy pasa por la digitalización y la industria 4.0 para lo que es muy importante el papel de la Administración y la colaboración público-privada.

"Los políticos deben escuchar a los empresarios, debemos ir de la mano", ha destacado De Los Mozos, quien ha insistido en que la Administración debe tener en cuenta "a la gente que sabe hacer proyectos serios, y los únicos que saben hacerlo sois los empresarios".

Respecto a la digitalización, el directivo de grupo Renault ha afirmado que se trata de un proceso que ha venido para quedarse. "La pandemia se irá, pero el mundo ha cambiado y por eso tenemos que acelerar", ha indicado De Los Mozos.

Además, ha detallado que esta digitalización va a simplificar los procesos y ha destacado que hay que trabajar en la automatización para mejorar "eficiencia, calidad e imagen de marca", para lo que ve preciso también mejorar las competencias y el 'management'.

"No necesitamos capataces, necesitamos líderes", ha enfatizado el directivo, que ha apuntado a la comunicación como una herramienta estratégica de primer orden para mejorar el posicionamiento de las empresas en el mercado.

Por otra parte, De los Mozos ha lamentado la situación actual de la industria y reclamó un plan regional y nacional que permita reforzarla, ya que es la base para la recuperación y "un país no puede vivir de los servicios".

"España tiene una economía antigua, hemos dejado caer la industria hasta el 15% del PIB", afirmó el vicepresidente del grupo Renault, quien también ha destacado la falta de apoyo a la I+D+i, que impide retener y atraer talento joven.

El directivo empresarial vallisoletano ha participado en un programa organizado por Empresa Familiar Castilla y León (EFCL) con el patrocinio de Bankia, Vodafone Business, Sanitas y Aon Valladolid.

Recuperación en 2024

Por otra parte, también hemos conocido que el mercado mundial de vehículos no recuperará cifras anteriores a la pandemia hasta 2024, según se desprende del estudio 'Electric vehicles: setting a course for 2030' elaborado por la consultora Deloite, que prevé que un tercio de los automóviles nuevos que se venderán en todo el mundo en 2030 será eléctrico o híbrido enchufable.

Según este informe, en 2020 se venderán en todo el mundo hasta 2,5 millones de coches eléctricos, a pesar de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus.

Asimismo, Deloite espera que en 2025 se matriculen 11,2 millones de vehículos eléctricos a nivel mundial, mientras que en 2030 esta cifra alcanzará los 31,1 millones de automóviles. "Los modelos totalmente eléctricos coparán el 81% de las ventas del total de electrificados, superando a los modelos híbridos enchufables", pronostica la firma.

Entre los elementos que ayudarán al crecimiento de este tipo de movilidad 'cero emisiones' se encuentran el cambio de percepción de los consumidores, así como la eliminación de varias de las barreras de adopción de la tecnología, un entorno regulatorio favorable y el lanzamiento de más modelos.

"El alto coste de muchos coches eléctricos frenó el interés de algunos compradores al principio, pero a medida que el precio de los modelos se vaya equiparando a los de la gasolina y diésel, el número de posibles compradores aumentará. Una gama más amplia de nuevos modelos eléctricos, junto con un mercado creciente de segunda mano, hará que el vehículo eléctrico se convierta en una opción viable para muchos usuarios", ha reivindicado el responsable de Industria de Automoción y Fabricación de Deloite en España, Jordi Llidó.

Asimismo, Deloite ha subrayado que la crisis sanitaria ha provocado una caída del mercado, aunque las ventas de coches eléctricos han resistido mejor, por lo que "probablemente no se vuelvan a ver niveles de ventas como los alcanzados hasta la fecha de modelos de gasolina o de diésel".

Los coches, más viejos

En cuanto a los consumidores españoles, la multinacional ha realizado una encuesta para conocer la situación en el mercado nacional, donde el 57% de los participantes ha reconocido que mantendrá su actual vehículo más tiempo de lo previsto inicialmente.

"Durante los primeros meses de la pandemia, los consumidores estaban más preocupados por su salud que por adquirir un nuevo vehículo, pero la situación actual también está afectando a las finanzas de los compradores, por lo que reconsideran realizar grandes inversiones", ha indicado Llidó.

El 61% de los encuestados en España tiene intención de limitar el uso del transporte público en los próximos tres meses y un 44% afirma lo mismo respecto a la utilización de servicios de transporte compartido.

"Traducir las preferencias del consumidor en ventas representa un desafío. Ante esta situación, los fabricantes apuestan por incentivos para la compra, como exenciones y aplazamientos de pago, mantenimiento gratuito, garantías, o tasas de interés al 0%", señala.