Audi

Ahora puedes convertir a tu Audi R8 en un cartel con ruedas

David Navarro

En una era en la que los deportivos ya no se hacen a mano ni en series limitadas, la personalización se ha vuelto un factor clave para atraer a los clientes. Así que en Audi han creado un proceso con el que serigrafiar en mate la carrocería ya pintada de sus coches. Tan solo tienen que aplicar un polvo especial para realizar incisiones de milésimas de milímetro sobre la laca de la pintura, haciendo así que las marcas sean visibles. En el Audi R8 los clientes podrán personalizar los sideblades laterales a través del programa Audi exclusive. 

Este proceso será sencillo de integrar en la producción en serie gracias a que los expertos de Audi han logrado implantarlo después de ser pintados los coches. "Este método es un excelente ejemplo de la flexibilidad de nuestra producción. Ser capaces de implementar la personalización dentro de la producción en serie es uno de los objetivos de nuestra fábrica inteligente", comenta Hubert Waltl, Director de Producción de AUDI AG.

En el proceso de pintado de un automóvil hay tres partes principales como son la aplicación de la imprimación, la capa base y la laca transparente que sirve de protección superior. Gracias a este proceso de serigrafía, se coloca en primer lugar la plantilla con el patrón deseado sobre la superficie a personalizar. Después se rocía el polvo especial sobre la superficie, haciendo que la capa de barniz se vuelva áspera tan solo milésimas de milímetro y así se consiga el efecto con el que plasmar un patrón mate y homogéneo. 

"Con este proceso, modificamos el brillo de la pintura y su intensidad. La luz que ilumina la superficie se refleja entonces de forma difusa por las áreas de la superficie que han sido tratadas. Esto es lo que hace que parezca mate", explica el gerente del proyecto, Erhard Brandl. Mirko Endres, responsable de la sección de producción, añade: "Esta forma de personalización es resistente a la intemperie, a diferencia de las letras convencionales y los vinilos o adhesivos, y tiene un aspecto de mucha más calidad".

Audi podrá aplicar casi cualquier patrón que un cliente desee, siempre y cuando no vulnere derechos de autor de terceros. La marca de los cuatro aros podrá aplicar diseños de hasta un metro de alto por un metro de largo. Han elegido el Audi R8 como primer ejemplo de esta tecnología que se podrá elegir a través del programa de personalización Audi exclusive. Los clientes tanto del nuevo Audi R8 Spyder como del R8 Coupé podrán elegir sus diseños en los sideblades de este deportivo. Audi espera poder ampliar esta tecnología a sus demás modelos en el futuro.