Volvo, BMW, Toyota y Hyundai-Kia son los fabricantes mejores posicionados para evitar multas.

Volvo, BMW, Toyota y Hyundai-Kia son los fabricantes mejores posicionados para evitar multas.

Coches

Estas son las marcas de coches 'eco' que han reducido el CO2 y no recibirán multas

Volvo, BMW, Hyundai-Kia y Toyota-Lexus se perfilan como los principales grupos automovilísticos que no tendrán que pagar sanciones por cumplir con los objetivos de emisiones de CO2 en 2020 según una consultora.

27 octubre, 2020 11:00

Noticias relacionadas

Poco a poco, según se acerca el final de año, estamos conociendo cuáles son las marcas de coches que están más cercanas de conseguir el tan deseado objetivo de los 95 gramos de emisiones de CO2.

Recordamos, en este sentido que todos aquellos grupos automovilísticos que superen esta cifra tendrá que pagar multas millonarias: 95 euros por cada gramo extra de CO2 (de los 95 gramos mencionados) y coche vendido.

Esta normativa ha obligado a algunas marcas a reorientar su gama de producto, para dejar fuera los modelos más contaminantes.

Uno de los casos más llamativos es de Suzuki que ha dejado de comercializar el Jimny como turismo convencional y ahora lo trae como vehículo comercial.

También otros fabricantes como Mercedes, según apunta Jato, se han visto obligados a reducir sus extensas gamas, sobre todo en aquellos modelos de orientación deportiva y carrocerías coupé o descapotable.

Para hacer frente al objetivo de reducción de emisiones son muchos los fabricantes que están reorientando sus modelos hacia la electrificación: el propio (y mencionado Mercedes) por ejemplo tiene un ambicioso plan de ventas de electrificados de aquí al final de año.

Ya sea por medio de la introducción de la hibridación ligera, la hibridación convencional, las versiones híbridas enchufables o bien los eléctricos puros, lo cierto es que el porcentaje de ventas de coches alternativos continúa creciendo.

Los fabricantes conocen, además, que si venden un vehículo por debajo de los 50 gramos de CO2, el resultado contabilizará como doble, al menos en la etapa actual, de ahí que el lanzamiento de híbridos enchufables haya sido muy elevado en los últimos meses.

Por ejemplo, el Grupo PSA ya cuenta con modelos electrificados (bastantes híbridos enchufables) de Peugeot, Citroën, DS y Opel; el Grupo Volkswagen ha hecho lo propio con Volkswagen, Seat y Skoda y otros fabricantes como Hyundai y Kia también se han 'puesto las pilas'.

Todo ello ha hecho que los principales constructores hayan incrementado las ventas de coches eléctricos un 67% hasta el mes de septiembre, comercializando un total de 1,54 millones de unidades y, a su vez, reduciendo la demanda de coches de gasolina y diésel.

La variante electrificada del Volvo XC40.

La variante electrificada del Volvo XC40.

Volvo, en cabeza

Por este motivo, la consultora Jato ha puesto hincapié en cuatro grupos constructores que están haciendo muy bien los deberes y están cumpliendo los objetivos.

Y en este sentido, uno de los principales grupos de automoción que está obteniendo buena nota es Volvo (que pertenece al Grupo Geely).

Según señala Jato, el objetivo de Geely (Volvo) para 2020 era conseguir una media de emisiones de 110 gramos y, sin embargo, a finales de agosto, esta cifra ya estaba en los 103,1 gramos de CO2 de media.

Por tanto, esto quiere decir que Volvo sería, según Jato, el único fabricante que habría superado su objetivo y el único que hasta ahora evitaría las multas de final de año.

Para comprender este éxito de Volvo conviene recordar que el fabricante sueco está incrementando, cada vez más, su gama de modelos híbridos enchufables.

A día de hoy ya cuenta con el XC40, XC60 y XC90 (entre los SUV) y con los V60 y S60 y V90 y S90 (como berlinas), todos ellos con esta tecnología. Y próximamente, además, llegará también una variante 100% eléctrica.

"Un gran enfoque hacia los vehículos eléctricos está detrás de este logro, ya que los modelos electrificados representan casi la mitad de sus ventas en agosto y un 38% entre enero y agosto", ha indicado Jato Dynamics, que explica que como cada modelo de bajas emisiones cuenta como dos coches vendidos (lo que disminuye la media de emisiones), Volvo se sitúa como "único" fabricante hasta la fecha en evitar posibles multas.

Esto ha permitido, por ejemplo si tenemos en cuenta las ventas en España que el 26% de los Volvo vendidos en nuestro país (2.500 unidades de un total de 9.500 que llevamos hasta ahora) ya sean coches electrificados.

El SUV de BMW, el X2, en su versión híbrida enchufable.

El SUV de BMW, el X2, en su versión híbrida enchufable.

El éxito de BMW

Otro de los fabricantes que están también consiguiendo el objetivo es BMW. Este constructor (que suma los modelos BMW y también Mini) es la siguiente marca en poder conseguir alcanzar sus objetivos.

Así, la compañía alemana espera cerrar 2020 con unas emisiones de 102,9 gramos por kilómetro, mientras que hasta agosto sus gases fueron de 103,5 gramos de CO2 por kilómetro.

Esto quiere decir, por tanto, que está a medio gramo de conseguir el objetivo. Por tanto, para BMW habría dos opciones, en este sentido. Una podría ser intentar hacer un esfuerzo comercial para vender más coches electrificados de aquí a final de año, o bien pagar una multa mínima en 2020.

Recordamos en este sentido que el hecho de que BMW tenga unas emisiones bajas se debe no solo a la venta de coches electrificados, sino a la reducción de emisiones de sus motores diésel.

El Toyota Prius solo se vende como PHEV.

El Toyota Prius solo se vende como PHEV.

La apuesta de Toyota por los híbridos

Otra de las marcas que también está en una buena posición para cumplir los objetivos es Toyota. De hecho, según Jato, Toyota se encuentra a solo 2,2 gramos de conseguirlo. Si bien esta consultora también señala que el fabricante japonés no se puede relajar ya que al llevar varios años con la hibridación (y no apostar tanto por los híbridos enchufables o eléctricos puros) los "objetivos se estancan", apunta Jato.

En este sentido, sería el Lexus UX 300e, el primer coche totalmente eléctrico del grupo que llegaría en 2021 y que en EL ESPAÑOL ya hemos probado.

El Hyundai Kona EV es un éxito de ventas.

El Hyundai Kona EV es un éxito de ventas.

El caso de Hyundai y Kia

El caso de Hyundai y Kia es muy curioso y conviene estudiarlo aparte. Recordamos en este sentido que Hyundai venía de una cifra de 124 gramos de CO2 de media de sus coches en 2019. Y sin embargo, el objetivo para este año era de bajar hasta los 93,5 gramos.

Pues bien a fecha de finales de agosto, Hyundai-Kia ya tendrían una media de 96,4 gramos, lo que supone estar a solo 2,9 gramos de conseguirlo. La razón de este éxito es porque ha aumentado considerablemente el porcentaje de vehículos electrificados, pero también el de los enchufables y, sobre todo, el de los eléctricos.

En concreto, solo el porcentaje de eléctricos del fabricante coreano es ya del 8% lo que supone una cifra mucho mayor que la media del mercado.