Volvo es un fabricante que se caracteriza por la seguridad.

Volvo es un fabricante que se caracteriza por la seguridad.

Coches

Volvo revisará 2,2 millones de coches (52.000 en España) por un posible fallo en los cinturones

Se trataría de la mayor campaña de seguridad realizada por este fabricante en su historia. Afecta, prácticamente, a todos los modelos construidos entre 2006 y 2018, salvo al XC40 y XC90.

2 julio, 2020 13:07

Volvo, un fabricante que se caracteriza especialmente por la seguridad, está realizando la llamada a revisión más importante de su historia.

La compañía sueca de vehículos premium ha contabilizado que estarían afectados cerca de 2,2 millones de automóviles en todo el mundo, 52.000 de ellos en España, según ha podido confirmar EL ESPAÑOL de fuentes de la compañía.

En concreto, la llamada a revisión se produce en prácticamente toda la gama de modelos, salvo en el XC40 y XC90. Estarían afectados, por tanto, los coches S60, S60 Cross Country, V60, V60 Cross Country, XC60, V70, XC70 y S80 que han sido fabricados entre los años 2006 y 2018.

Cinturón de seguridad

Según fuentes de la compañía, el motivo de la llamada a revisión es para realizar un cambio en un cable de acero que en condiciones muy específicas podría hacer que los cinturones de seguridad delanteros no funcionen de forma correcta, debido al desgate y la fatiga.

No obstante, desde Volvo España quieren dejar claro que a día de hoy no tienen constancia de que se haya producido incidente alguno en este sentido y que ningún propietario ha sufrido lesiones por este posible mal funcionamiento: es una “reparación preventiva”, afirman.

Según señalan desde Volvo España a partir de ahora la compañía se pondrá en contacto con los clientes afectados para que paulatinamente los usuarios de estos modelos de Volvo acudan a sus concesionarios para que se les repare esta parte del sistema de retención de los cinturones delanteros sin coste alguno para los clientes.

Si bien, desde Volvo España señalan que la campaña empezará próximamente, no pueden señalar la duración que tendrá la misma.

Asimismo, desde Volvo también señalan que esta llamada a revisión es solo para vehículos producidos con anterioridad a la gama actual, es decir que son coches que han sido fabricados hace ya años, y que actualmente ningún vehículo de la gama que está a la venta hoy tiene este problema.

Imagen de un habitáculo de un modelo de Volvo.

Imagen de un habitáculo de un modelo de Volvo.

Volvo y la seguridad

Si por algo se caracteriza Volvo es por ser un fabricante volcado en la seguridad. Buena prueba de ello es que, a día de hoy, es la única marca que todos sus coches nuevos vienen de serie con una limitación de velocidad.

En concreto, recordamos en este sentido que todos los Volvo que son encargados a fábrica desde mayo de 2020 están limitados a 180 kilómetros por hora en su velocidad máxima. Tan solo quedarían fuera, los coches que se hayan producido anteriormente y que estén stock. Por tanto si un cliente ahora encarga un Volvo este modelo ya no podrá superar los 180 km/h. Asimismo, se trata de una limitación que no se puede quitar “ni siquiera en un concesionario”, afirman desde Volvo.

En cuanto a las razones de la medida, esta marca señala “Volvo es un líder mundial en seguridad”, afirma. “Y los fabricantes de automóviles pueden asumir la responsabilidad activa de esforzarse para conseguir cero muertes en los desplazamientos si se toman estas medidas para un mejor comportamiento del conductor”, señala.

Además, Volvo también ha anunciado, junto con la instauración del límite de 180 km/h, que sus vehículos incorporarán una llave específica, lo que ellos han llamado ‘Care Key’ que permitirán que los conductores puedan establecer limitaciones adicionales a sus vehículos.

Volvo XC60.

Volvo XC60.

Limitaciones adicionales para los hijos

De esta manera, un propietario de un vehículo Volvo puede poner una limitación adicional al vehículo cuando se lo preste a un “miembro de la familia o un conductor más joven e inexperto”.

Este anuncio viene determinado para aquellas familias donde el coche principal lo pueden coger los padres pero también los hijos. De esta manera, los padres pueden, por ejemplo, limitar la velocidad máxima del vehículo todavía más cuando se lo prestan a los hijos. «Creemos que un fabricante de automóviles tiene la responsabilidad de ayudar a mejorar la seguridad del tráfico», ha señalado Malin Ekholm, jefe del Centro de Seguridad de Volvo Cars.

“Nuestra tecnología de limitación de velocidad se ajusta a ese pensamiento. El límite de velocidad y la llave ‘Care Key’ ayudan a las personas a reflexionar y a darse cuenta de que el exceso de velocidad es peligroso, al tiempo que proporciona una mayor tranquilidad y respalda un mejor comportamiento del conductor «, afirma.

Medida controvertida

Según reconocen en Volvo el límite de velocidad máxima es una medida “controvertida desde que se anunciara en 2019”.

De hecho, continúa este fabricante, “algunos observadores cuestionan los derechos de los fabricantes de automóviles para imponer tales limitaciones a través de la tecnología disponible”, señala.

Respuesta de los clientes

Sin embargo, continúa esta marca, “Volvo cree que tiene la obligación de continuar su tradición de ser pionero en la discusión sobre los derechos y obligaciones de los fabricantes de automóviles para tomar medidas que en última instancia pueden salvar vidas, incluso si esto significa perder clientes potenciales”, afirman.

Velocidad

Es la razón por la que esta marca ha tomado esta decisión. Según Volvo el principal problema por el que han tomado esta determinación es porque “por encima de ciertas velocidades, la tecnología de seguridad en el automóvil y el diseño de las infraestructuras inteligentes ya no son suficientes para evitar lesiones graves y muertes en caso de accidente”, afirman.

“Esta es la razón por la cual los límites de velocidad están vigentes en la mayoría de los países occidentales, pero la velocidad sigue siendo omnipresente y es una de las razones más comunes de muertes en el tráfico. Millones de personas todavía reciben multas por exceso de velocidad cada año”, señalan.

Volvo también señala que “la investigación muestra que, en promedio, las personas tienen poca comprensión de los peligros relacionados con el exceso de velocidad. Como resultado, muchas personas a menudo conducen demasiado rápido y tienen una mala adaptación de la velocidad en relación con la situación del tráfico”, afirman.

Alcohol y drogas

No obstante, desde Volvo también reconocen que la velocidad no es el único objeto de debate. En este sentido, la marca sueca también señala que junto con la velocidad “la intoxicación” por drogas o alcohol y “las distracciones son otras dos áreas principales de preocupación para la seguridad del tráfico”.

“De ahí que, continúa este fabricante, esto construirá la brecha siguiente hacia la visión de Volvo de tener un futuro con cero accidentes y lesiones graves”. “Por ello, en Volvo estamos tomando medidas para abordar estos elementos del comportamiento humano en los futuros automóviles”, concluye.