Coches

Pagani Huayra Roadster: la última obra de Horacio Pagani se desprende del techo

Existe una marca en la región italiana de Módena que es capaz de ponerse a desarrollar la versión cabrio de un nuevo modelo antes que la del coupé, para acabar presentando el primero después que el segundo, debido a la importancia que tiene para ellos. Así funciona Pagani, una de las marcas de superdeportivos más exclusivos, potentes y espectaculares que existen hoy en día. Ahora ha dado a conocer antes del Salón de Ginebra 2017 su nuevo Pagani Huayra Roadster, la versión sin techo de su último superdeportivo.

Por lo general los modelos sin techo suelen ser más pesado que las versiones coupé, debido a su complejo sistema de plegado o a que la marca ha tenido que añadir refuerzos estructurales en su chasis para no perder la rigidez original. Pero en Pagani han logrado algo increíble, y es hacer el Roadster más ligero que el coupé. En total el Pagani Huayra Roadster ha logrado perder 80 kilos de peso con respecto a la versión normal, lo que hace que su peso total sea de 1.280 kg. Pero han ido incluso más allá, y también han logrado mejorar la rigidez torsional en un 52% más que el Huayra coupé. Gracias a esto, con neumáticos de serie de calle es capaz de soportar fuerzas G laterales de hasta 1.8 G.

Al fabricar esta versión, Pagani ha tenido que renunciar a sus famosas puertas de apertura de alas de gaviota, y es que no hay un soporte para ello, por lo que en este modelo serán de apertura estándar.

A simple vista puede parecer idéntico al modelo de techo rígido, pero el Huayra Roadster se ha presentado con ciertos elementos con los que poder diferenciarlo incluso cuando lleve el techo puesto. Tenemos una nueva parrilla en su parte delantera y un nuevo difusor trasero. Ciertos elementos aerodinámicos son específicos para este modelo como son los aletines activos que se pliegan y despliegan en función de la necesidad de cortar el viento de forma más eficaz.

La firma italiana ha desarrollado dos tipos de techados para el Huayra Roadster. Estamos ante un techo desmontable que sin él, el superdeportivo presenta un aspecto de tipo “targa”. El techo se puede desmontar completamente, estando fabricado en fibra de carbono, al igual que el resto de su carrocería, y cuenta con una parte acristalada en su centro. Hay una segunda variante que es el techo de capota de lona que se podrá plegar y guardar en el reducido maletero. En este caso estamos ante un elemento de emergencia si se pusiera a llover y no lleváramos el techo de fibra de carbono.

A la mayor ligereza que el Pagani Huayra coupé, hay que sumar un incremento de potencia. Su motor V12 de 6.0 litros de origen Mercedes-AMG pasa a producir 764 CV que llegan a 6.200 rpm y un par motor de más de 1.000 Nm que se transmiten al eje trasero a partir de las 2.400 rpm en su totalidad.

Pagani ha tenido que mejorar el cambio automático para este incremento de potencia y ahora además es más ligero y rápido. Brembo firma el equipo de frenos que se ha mejorado en esta versión. También cuenta con una suspensión específica.

Pagani ha anunciado que solo se fabricarán 100 unidades y que todas ellas a día de hoy están adjudicadas. Cada afortunado propietario ha tenido que desembolsar una cantidad de 2.280.000 millones de euros sin contar los impuestos para poder tener uno de estos exóticos superdeportivos en su garaje.