Coches

McLaren y BMW vuelven a aliarse para el desarrollo del próximo superdeportivo inglés

La gran alianza en favor de la deportividad que surgió hace más de dos décadas vuelve. BMW y McLaren volverán a colaborar para el desarrollo de la próxima generación de modelos de la firma de Wooking. Un enlace que tiene antecedentes con aquel legendario McLaren F1 cuyo motor se encargó de suministrar BMW, un bloque de doce cilindros en V y de 6.1 litros que lo convirtió en el deportivo más rápido del mundo durante mucho tiempo. 

McLaren no ha desvelado por ahora más detalles más allá de que habrá esta colaboración, solo que ya está trabajando en el desarrollo tecnológico de los nuevos modelos y por consiguiente de sus motores, en los que todo parece indicar que ayudará la marca alemana. Lanzan una frase que lejos de arrojar luz, solo plantea preguntas: "con este proyecto se desarrollará una nueva tecnología de combustión que ofrecerá un mayor rendimiento”.

En McLaren aseguran que con esta nueva generación de motores se reducirán las emisiones de CO2 y que solo veremos esta tecnología presente en sus coches, en ningún caso en otras marcas.

Si miramos en que centra sus esfuerzos actualmente BMW, que sería quien ayudara en esta labor, se está centrando en mejorar los sistemas de propulsión híbridos enchufables, pero es que además en el BMW M4 GTS incorpora la tecnología de inyección de agua. 

La marca bávara no será la única que ayude a McLaren en el desarrollo de los nuevos modelos, también contarán con Ricardo, empresa que ahora suministra los bloques V8 a McLaren, así como otras empresas como Grainger y Worrall que se dedican a la fundición y mecanizado de piezas, Lentus Composites y la Universidad de Bath que ayudarán en la investigación y la mejora de la eficiencia en los motores. Incluso el gobierno británico tomará parte, con una subvención para el proyecto.