El Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA) ha cerrado este domingo su primera edición presencial tras la irrupción de la pandemia y los efectos en el mercado inmobiliario se han dejado notar.

Noticias relacionadas

Con más de 9.000 visitas, responsables y expositores constatan un creciente interés de los posibles compradores por viviendas más grandes, por un precio medio ligeramente superior a anteriores ediciones y en la periferia de Madrid o la costa mediterránea.

En pabellón número 4 de Ifema ha acogido durante cuatro días la edición presencial de SIMA 2021 con la participación de más de 150 firmas comerciales. A pesar de las incertidumbres económicas asociadas a la pandemia, los organizadores afirman que los expositores han visto un interés “muy alto” por parte de los visitantes en comprar una vivienda.

Visitantes en SIMA 2021. SIMA

SIMA 2021 también ha servido para confirmar que los cambios en el modelo ideal de vivienda apuntados tras la experiencia del confinamiento son una tendencia claramente definida. En un porcentaje significativamente superior al de ediciones anteriores, los visitantes han demandado viviendas grandes, con espacios para el esparcimiento y localizadas fuera de la almendra de la ciudad de Madrid.

Además, las casas situadas más allá de la corona metropolitana, sobre todo en los pueblos serranos, y la costa mediterránea, se han revelado como una opción de segunda residencia cada vez más demandada.

Habla el sector

Entre el jueves y el domingo, cientos de profesionales han tenido la oportunidad de palpar el sentir del posible comprador, qué busca, dónde lo quiere y cuánto dinero está dispuesto a gastar por una vivienda.

José Carlos Saz, CEO de Habitat Inmobiliaria, hace un balance "muy positivo" de SIMA 2021. "Hemos cumplido nuestro objetivo de ventas y nos han visitado cerca de 500 personas interesadas en nuestras promociones", destaca. 

"En SIMA -continúa el directivo- hemos corroborado cómo la situación vivida ha llevado a muchas personas a buscar una vivienda que cubra sus necesidades y, desde luego, la obra nueva cumple todos estos requisitos".

Cristina Ontoso, directora Comercial y de Marketing de Culmia, explica a Invertia que “hemos notado este año un cambio de tendencia en las prioridades de los compradores de vivienda nueva consecuencia lógica del impacto de la pandemia”.

“El cliente de busca ahora más espacio tanto dentro como fuera de su vivienda; hablamos de estancias con un mínimo de tres dormitorios y con terraza, en urbanizaciones que dispongan de amplias zonas comunes y jardines, además de piscina y todo lo necesario para hacer vida al aire libre”, indica.

“Es balance es muy positivo”, confirman desde Neinor Homes. “Hemos visto un gran interés residencial y la obra nueva está respondiendo muy bien a esa demanda”, señalan fuentes de la promotora vasca. “En general hemos percibido preferencia por búsqueda de viviendas con zonas comunes cuidadas, terrazas, jardín, e incluso espacios de teletrabajo, que responden mejor a las nuevas tendencias provocadas por la crisis sanitaria”, subrayan.

Periferia y costa

En cuanto a las ubicaciones, el público en general es consciente de la poca y muy cara oferta dentro de la almendra central de Madrid. Por eso, para encontrar la vivienda amplia y con zonas comunes que desean han de abrir el rango de kilómetros desde la plaza de la Puerta del Sol.

Imagen de Amara Homes, en Las Rozas (Madrid). Neinor Homes

La inmobiliaria Gilmar, en sus más de 500 solicitudes de información recogidas, constata que Madrid es la principal preferencia, mayoritariamente la zona norte de la capital, pero se ha visto gran interés en las ofertas de obra nueva en la costa mediterránea, principalmente Estepona (nueva Milla de Oro), costa de Cádiz y Málaga ciudad.

Cristina Ontoso apunta que en cuanto a las zonas que han generado más demanda, “hemos notado mucho interés por Alcalá de Henares y Villaverde, en el caso de Madrid, y en la geografía valenciana, principalmente Denia, para personas que buscaban una segunda residencia”.

En el stand de Neinor Homes, las promociones que más interés han despertado han sido Amara (Las Rozas), Aura (Alcobendas), Axial (Madrid) y Air Homes Club (El Espinar-Segovia). La primera de ellas, por ejemplo, con un ticket medio más alto, consta de viviendas que responden a las nuevas necesidades: amplias, luminosas, con zonas comunes y terrazas.

También insisten en la promotora en que ha habido clientes interesándose por viviendas en la costa, donde la compañía dispone de una gran oferta desde Málaga, Estepona, Marbella, Mojácar, San Juan y Menorca.

"Todas nuestras promociones han tendido muy buena acogida, no solo en Madrid, zonas como Málaga, Valencia, Santander o Canarias también han suscitado interés por el público madrileño asistente a la feria", expone José Carlos Saz.

Ahora bien, en Madrid, Habitat ha visto cómo la zona más desmandada ha sido El Cañaveral, donde tiene tres promociones. Además, han despertado el interés sus promociones en Rivas, en Valdemoro, en Villalba y cerca de la Sierra. 

Los precios

Llegamos al mayor disgusto para los compradores ilusionados con una casa: el precio. Saben muy bien lo que quieren y dónde lo quieren, pero eso tiene un precio. La directora Comercial y de Marketing de Culmia comenta a Invertia que las viviendas más demandadas han estado en torno a los 250.000 y 300.000 euros.

“Una vez finalizada la feria más importante del sector inmobiliario, podemos decir que sigue habiendo interés y demanda por la vivienda nueva en España, lo que demuestra la fortaleza de un sector que está preparado para ofrecer novedosas soluciones habitacionales durante los próximos años”, concluye Cristina Ontoso.

En Neinor Homes coinciden con ese rango en torno a 300.000 euros, aunque en su caso han estado presentes en SIMA con ofertas desde 107.000 hasta más de 900.000 euros, para ajustarse a todos los tipos de demanda.

Por cierto, que la promotora comandada por Borja García-Egotxeaga ha mostrado de manera conjunta en Ifema estos días las promociones de Neinor Homes y Neinor Essential (su nueva división de vivienda más asequible).

El visitante del stand de Gilmar, conocida por ofrecer un producto de nivel medio-alto, ha sido más generoso a la hora de poner su límite en el precio de la vivienda deseada. Así, aseguran desde la agencia inmobiliaria, el presupuesto medio en la demanda de información se ha situado en 500.000 euros (más alto que en la última edición presencial).