El portal inmobiliario Idealista ha realizado un análisis sobre el momento actual del mercado español, con la evolución por la pandemia y su pronóstico acerca de cómo será el futuro cercano.

Noticias relacionadas

En lo que más importan al ciudadano medio interesado en una vivienda, el precio, Idealista apunta el de venta de casas se ha mantenido prácticamente estable durante todo el año. "Los propietarios se han apoyado en lo coyuntural de la crisis y en la esperanza de una pronta recuperación para mantener sus expectativas intactas; solo en Barcelona y Madrid los precios parecen haberse visto afectados con pequeñas variaciones negativas", destaca el portal en un comunicado.

"Nada hace pensar que esta tendencia vaya a cambiar en los próximos meses aunque a pesar de las perspectivas de muchos analistas de futuras y drásticas caídas, creemos que el entorno socio-económico podría producir justo el efecto contrario: una ralentización de los descensos y un ajuste al alza a lo largo del próximo ejercicio", concluye.

Las compraventas sí han caído de forma abrupta durante 2020. En primer lugar, señala Idealista, por el cierre de los mercados durante el confinamiento y posteriormente con el aplazamiento de las operaciones. A pesar de que la demanda se mantiene muy viva, muchas decisiones de compra se han pospuesto y es más que probable que se trasladen al próximo ejercicio. "Durante 2021 podríamos asistir a un repunte en el número de operaciones de compraventas, y es de esperar que se alcancen los niveles prepandemia", pronostica.

En cuanto a la financiación, las entidades financieras mantienen su competencia para conceder hipotecas lo que, junto a la caída del euríbor, establece los tipos de interés en mínimos históricos y podría adelantar un 2021 con una batalla de hipotecas con condiciones muy favorables para los compradores.

El alquiler

Respecto al alquiler, Idealista expone que los principales mercados han experimentado caídas en el precio de sus viviendas debido al importante incremento de la oferta disponible, que en algunos mercados se ha más que doblado. "La explicación al aumento del stock se puede achacar principalmente al parón provocado por el confinamiento, cuando durante tres meses no se cerraron apenas operaciones de alquiler y las viviendas se fueron acumulando en la base de datos de Idealista", señala el portal.

De acuerdo al análisis del portal inmobiliario, este proceso de embalsamiento fue más rotundo en los mercados más dinámicos, en los que la rotación de viviendas era mucho más elevada, mientras que aquellos mercados con poco movimiento apenas han sentido el parón del confinamiento.

"A pesar de la dificultad de hacer previsiones en mercados tan volátiles, es probable que la tendencia en el ajuste de los precios se mantenga en las principales capitales hasta que se diluya el stock", afirma.

En este escenario de precios de alquiler a la baja, sorprende el impulso que algunos grupos políticos están haciendo para un control de precios del alquiler. "Podríamos llegar a encontrarnos con que los precios fijados por las distintas administraciones estuvieran incluso por encima del precio de mercado", advierte Idealista.