La compañía española Cardiva se ha incorporado al accionariado de Histocell, empresa dedicada a la fabricación de productos sanitarios para medicina regenerativa y terapia celular.

Noticias relacionadas

El objetivo de Cardiva con esta operación es entrar "de lleno" en el mundo de la medicina regenerativa y la terapia celular para contribuir con su experiencia al desarrollo de esta área.

El presidente de Cardiva, Ignacio Vega, ha señalado que "la constante investigación de Histocell para el desarrollo de nuevas técnicas y productos la convierten en un importante foco de innovación, por lo que tiene un gran potencial de crecimiento". 

Según Vega, "Histocell tiene un porfolio muy variado, que le permite diversificar el riesgo, con productos en diferentes fases de desarrollo, desde el diseño hasta la venta".

Entre los principales programas de Histocell destacan los ensayos clínicos en fase II con medicamentos de terapia celular para el tratamiento de enfermedades mediadas por estrés oxidativo y para la regeneración de hueso, y el desarrollo y fabricación de productos sanitarios y cosméticos de aplicación en el ámbito del tratamiento de úlceras y la dermatología avanzada.

Histocell cuenta con unidades de fabricación de medicamentos de terapia celular y productos sanitarios certificados por la Agencia Española del Medicamento en las que fabrica no solo sus productos sino también productos de terceros.