La compañía BioNTech ha presentado este martes los resultados correspondientes al ejercicio 2020. Un año en el que la vacuna contra la Covid que ha desarrollado junto a Pfizer recibió la autorización para su uso en la Unión Europea. Para 2021, la farmacéutica alemana espera generar ingresos por valor de 9.600 millones de euros derivados del antígeno contra el coronavirus.

Noticias relacionadas

Estas previsiones se basan en los contratos que actualmente tienen firmados los laboratorios y que elevan a 1.400 millones el número de dosis que tienen que entregar en 2021. Sin embargo, BioNTech espera ingresos adicionales relacionados con la firma de nuevos acuerdos.

Cabe recordar que Pfizer estimó los ingresos por la vacuna en 12.400 millones de euros para 2021. Una previsión que, al igual que la de BioNTech, se basó en los contratos existentes hasta el momento.

Incremento de la producción

Según ha anunciado BioNTech, tanto la compañía como Pfizer esperan incrementar la capacidad de producción de su vacuna contra la Covid-10 hasta los 2.500 millones de dosis en 2021, con el objetivo de “abordar el aumento de la demanda”.

Este aumento está impulsado "por la optimización de los procesos de producción, el reciente inicio de la producción en las instalaciones de BioNTech en Marburg (Alemania), la aprobación regulatoria para extraer seis dosis por vial y la expansión de la red de fabricación y proveedores", ha explicado el laboratorio alemán en un comunicado. 

Las cifras de 2020

BioNTech registró unos ingresos totales de 482,3 millones de euros a cierre de 2020, en comparación con los 108,6 millones de 2019. Este incremento se debe a “los nuevos acuerdos de colaboración para el desarrollo de la vacuna contra la Covid-19”, explica la compañía en un comunicado.

En lo relativo a las ganancias netas, la farmacéutica registró el pasado ejercicio un beneficio de 15,2 millones de euros, frente a la pérdida neta de 179,2 millones de 2019.