Bruselas

La Comisión de Ursula von der Leyen defiende con uñas y dientes su estrategia de compra centralizada de vacunas contra la Covid-19 -en nombre de los 27 Estados miembros- frente a las críticas que arrecian desde todos los frentes por el fiasco de AstraZeneca. Bruselas sostiene que negoció con rapidez los contratos, compró todas las dosis que estaban disponibles de los antídotos más prometedores y pagó un precio justo por las entregas. La culpable de los retrasos, alega, es la farmacéutica anglosueca por incumplir lo firmado

Noticias relacionadas

"Cuando se mira la lista de países que más están vacunando, todos los Estados miembros están en primera división, así que no tengo nada que envidiar a Estados Unidos o Israel", ha resaltado la responsable de negociar los contratos por parte de la Comisión, la italiana Sandra Gallina. La UE ha alcanzado este lunes la cifra de 12 millones de personas vacunadas. Eso significa que ha inmunizado al 2,8% de su población, frente al 9,4% de Estados Unidos, el 14,4% de Reino Unido o el 56,3% de Israel, según OurWorldinData.

"No tengo ningún complejo respecto a los contratos de Reino Unido, porque mis contratos son auténticos contratos con todas las cláusulas necesarias. No estoy segura del resto", ha insistido Gallina. "Cuando nos comparamos constantemente con EEUU, no deberíamos tener ningún complejo. Estamos impulsando la producción. No estoy celosa de lo que está haciendo Biden porque la situación aquí en Europa es mejor", sostiene.

La negociadora de la UE sobre vacunas, Sandra Gallina, durante su comparecencia virtual este lunes en la Eurocámara Parlamento Europeo

La negociadora comunitaria ha tenido que escuchar durante dos horas las críticas de los eurodiputados de todos los grupos políticos en el comité de Presupuestos. Los parlamentarios reprochan en particular a la Comisión su lentitud a la hora de negociar los contratos con las farmacéuticas; la escasa inversión y los bajos precios pagados por las dosis; y sobre todo la falta de transparencia sobre los contratos, que impide controlar adecuadamente si los laboratorios están cumpliendo.

A la representante de Von der Leyen le ha sorprendido en particular que le acusen de no haber pagado más por las vacunas. ¿Se podrían haber logrado así más dosis de forma más rápida para los ciudadanos de la UE? "No habríamos obtenido más dosis con más dinero, porque el problema es la fabricación. Hay una gran limitación, todos los viales que salen hoy en día de una fábrica tienen el nombre de un país en su etiqueta. Nosotros reservamos de forma extremadamente rápida", ha señalado Gallina.

Un bache en el primer trimestre

"Creo que los precios que hemos pagado están plenamente justificados. No creo que tengamos que pagar más. Lo que debemos hacer es que las compañías cumplan sus compromisos. No es útil pensar que necesitamos más dinero. Lo que necesitamos es más producción, ayudar a las empresas a coordinar sus acciones. Pero en mi mundo, el dinero no crece en los árboles y lo que hemos hecho es usar bien el dinero que teníamos", insiste la negociadora de la UE. 

En total, Bruselas ha invertido 2.900 millones de euros en los contratos de compra anticipada con seis laboratorios. Además, tiene previsto gastar otros 400 millones en los acuerdos que negocia con otras dos compañías: Novavax y Valneva. Gallina asegura que estas cifras no son directamente comparables con las de EEUU y Reino Unido, porque habría que sumar lo que pagan los Estados miembros por las dosis.

A su juicio, también es injusto acusar a la Comisión de arrastrar los pies a la hora de firmar los contratos. "Hemos logrado seis contratos en menos de seis meses. Hacer contratos con esa velocidad no es fácil", ha asegurado. Las cláusulas que más costaron de cerrar entre Bruselas y las farmacéuticas, ha relatado, son las referidas a la responsabilidad e indemnizaciones en caso de problemas con las vacunas.

El presidente del comité de Presupuestos, Johan Van Overtveldt, ha criticado este lunes la escasa inversión de la UE en vacunas Parlamento Europeo

En cuanto a la confidencialidad de los contratos, Gallina ha dicho que el Ejecutivo comunitario es partidario de la máxima transparencia y está hablando con las farmacéuticas para que autoricen la publicación de los textos, aunque sea en versiones censuradas, como ya ha ocurrido con CureVac y AstraZeneca. 

En su opinión, el gran escollo que va a ralentizar la campaña de vacunación de la UE durante el primer trimestre del año es el incumplimiento de AstraZeneca, que por contrato tendría que entregar 100 millones de dosis pero que al final sólo suministrará 40 millones. 

"La ausencia de esa vacuna crea un auténtico problema para la vacunación en los Estados miembros durante el primer trimestre porque iba a ser la primera vacuna y una vacuna masiva", ha insistido la negociadora comunitaria.

No obstante, el Ejecutivo comunitario cree que en los próximos meses se podrá recuperar el tiempo perdido. Frente a los casi 100 millones de dosis que llegarán a la UE entre enero y marzo (15 millones el mes pasado, 33 millones en febrero y 55 millones el mes que viene), Bruselas espera 300 millones de dosis durante el segundo trimestre gracias al aumento de producción de BioNTech y a la llegada del antídoto de Janssen, que además sólo requiere una dosis. Según Gallina, eso permitirá cumplir el objetivo de vacunar al 70% de la población adulta para final de verano, logrando así la inmunidad de grupo.