En este mes de noviembre, más de 115.000 funcionarios de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface) de tres comunidades se han incorporado al servicio de interoperabilidad de la receta electrónica del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Noticias relacionadas

Sin embargo, no será hasta principios de 2021 cuando se complete la incorporación del resto de comunidades autónomas a este proyecto. Será entonces cuando los mutualistas podrán retirar sus medicamentos en cualquier farmacia del país.

A lo largo de este año se ha producido una progresiva incorporación de este colectivo en la receta electrónica de cada Servicio Autonómico de Salud.

En octubre, entraron en el servicio las primeras seis regiones (Asturias, Aragón, Extremadura, La Rioja, Navarra y País Vasco), y en este mes de noviembre se han ido incorporando otras tres (Andalucía, Cantabria y Murcia).

Con la entrada de estas tres autonomías, el servicio está disponible en los 2.166 centros de salud y 8.200 oficinas de farmacia de esos territorios.

Una farmacéutica, junto a un ciudadano, en Córdoba. EP

Además de la incorporación de Muface a este servicio, también está prevista la de Mugeju e Isfas. Según un comunicado remitido por el Ministerio de Sanidad, el inicio está previsto antes de que termine este año.

Además, se está trabajando para que se puedan retirar medicamentos en cualquier país de la Unión Europea. El departamento que dirige Salvador Illa prevé que en marzo se inicien las primeras pruebas para extender esta interoperabilidad.