El grupo químico y farmacéutico alemán Bayer ha registrado unas pérdidas de 10.803 millones de euros en los nueve primeros meses de 2020. Este descenso se debe, principalmente, al impacto de la Covid-19 sobre su negocio agrícola y a los acuerdos para zanjar los litigios relacionados con el glifosato del herbicida RoundUp de Monsanto.

Noticias relacionadas

La compañía alemana ha asumido un impacto adverso de 9.251 millones de euros en relación con el deterioro del valor de sus activos en la división agrícola.

El director financiero de Bayer, Wolfgang Nickl, ha señalado que el impacto de la pandemia está ejerciendo una presión adicional sobre la división agrícola de Bayer, además de la depreciación masiva del real brasileño.

Acuerdos glifosato

El pasado mes de junio, Bayer anunció que había llegado a un acuerdo extrajudicial de 10.332 millones de euros para cerrar la mayor parte de los litigios heredados tras su compra de Monsanto en 2018.

Sin embargo, todavía quedan pleitos no cubiertos. Por ello, la compañía ha elevado su previsión hasta 1.712 millones de euros con el objetivo de hacerles frente.

Datos globales

La cifra de negocio de la alemana hasta septiembre registró una caída interanual del 4,2%, hasta 31.405 millones de euros.

Estas cifras incluyen un retroceso del 3,4% en el negocio agrícola, con 14.664 millones de euros, así como del 3,9% en el área farmacéutica, con 12.767 millones. Por su parte, el negocio de medicamentos sin receta ingresó un 7,8% menos, hasta 3.804 millones.

En el tercer trimestre, Bayer registró pérdidas de 2.744 millones de euros, frente al beneficio neto de 1.036 millones contabilizado entre julio y septiembre de 2019.