Bruselas

Nuevo paso en la estrategia de Bruselas de compras conjuntas de posibles vacunas y tratamientos para la Covid-19 para garantizar el acceso a todos los Estados miembros. La Comisión Europea ha anunciado este lunes la firma de sendos contratos con las empresas farmacéuticas Johnson & Johnson y Gilead de los que podrán beneficiarse los países de la UE que lo desean.

Noticias relacionadas

El contrato con Johnson & Johnson es el tercero que suscribe el Ejecutivo comunitario para asegurarse el acceso a una posible vacuna contra el coronavirus. Una vez que la vacuna haya demostrado ser segura y eficaz, el contrato permitirá a los Gobiernos adquirir vacunas para 200 millones de dosis.

El prototipo de vacuna de J&J, desarrollado por su filial Janssen, aprovecha la plataforma tecnológica AdVac, que  tambiénse ha utilizado para desarrollar y fabricar su vacuna contra el Ébola recientemente aprobada, así como sus vacunas experimentales contra el Zika, el VRS y el VIH. Esta vacuna experimental se encuentra en la fase III de los ensayos clínicos.

El Ejecutivo comunitario pagará un adelanto a fondo perdido financiado con el presupuesto de la UE -cuyo importe no se ha hecho público-, mientras que los Gobiernos nacionales tendrán que costear las dosis que adquieran si la vacuna consigue llegar al mercado.

Bruselas ya ha firmado contratos similares con AstraZeneca y con Sanofi-GSK y ha concluido con éxito conversaciones exploratorias con CureVac, BioNTech-Pfizer y Moderna. "Dado que el coronavirus sigue propagándose de forma preocupante por toda Europa, es fundamental encontrar una vacuna rápidamente", ha dicho la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

Único tratamiento autorizado

En paralelo, el Ejecutivo comunitario ha firmado con la farmacéutica Gilead un contrato de adquisición conjunta para el suministro de hasta 500.000 ciclos de tratamiento de Veklury (nombre comercial del remdesivir). En este contrato participan un total de 36 países, entre los que están todos los de la UE, incluida España, pero también Reino Unido o los balcánicos. 

Ahora, todos los países participantes podrán hacer directamente sus pedidos a Gilead. El remdesivir es el único medicamento que tiene autorización de comercialización condicionada en la UE para el tratamiento de pacientes con Covid-19 que necesitan suministro de oxígeno.

Se trata de una continuación del contrato que Bruselas firmó con Gilead para garantizar 33.380 ciclos de tratamiento de Veklury, que se han distribuido desde agosto por toda la Unión y Reino Unido. Este primer contrato se financió con cargo al presupuesto de la UE por un valor total de 70 millones de euros. Los detalles de la adquisición conjunta no se han hecho públicos.