José Luis Cano Alberto D. Prieto

Nuevo apoyo institucional de alto nivel a la industria del automóvil en España. El Rey Felipe y Pedro Sánchez visitarán la planta de Renault en Palencia el próximo martes 23 de marzo. Una visita que estará guiada, según han adelanto diversas fuentes a EL ESPAÑOL, por Luca de Meo, el nuevo presidente del Grupo Renault; así como por José Vicente de los Mozos, responsable del Grupo en España y Portugal; y Jean-Dominique Senard, presidente de directores del Grupo Renault.

Noticias relacionadas

El motivo de la visita institucional es apoyar a la industria del automóvil y, más en concreto, al constructor francés que cuenta con tres plantas en España: Valladolid, Palencia y Sevilla.

Este nuevo viaje del Rey Felipe y de Pedro Sánchez (Sánchez ha confirmado la asistencia si bien ese día tendría Consejo de Ministros) sucede, además, solo unos días después de la visita oficial realizada a Barcelona.

Un viaje institucional que reafirmó la decisión del Grupo Volkswagen de construir en España, tanto en Seat-Martorell como en Volkswagen-Navarra, los coches pequeños eléctricos del constructor alemán en los próximos años.

En esta ocasión, el desplazamiento hasta la planta de Palencia tiene que ver con el posible anuncio de la adjudicación de nuevos modelos de coches y de componentes a las fábricas que tiene la firma del rombo en España. En este sentido, fuentes de Renault en España confirman que la presentación del plan industrial de la firma del rombo en nuestro país se realizará durante esta visita.

El Rey Felipe ya visitó Renault en Valladolid en el año 2019.

Más modelos para Palencia

Por otra parte, fuentes de Comisiones Obreras consultadas por EL ESPAÑOL, afirman que la factoría de Palencia aspira a ser la principal beneficiaria de las nuevas adjudicaciones. Esta quiere conseguir el sucesor del Renault Kadjar. Una nueva generación (la segunda) de este modelo que vendrá acompañada de un total de tres carrocerías. Se trataría de un SUV convencional de tamaño compacto, una variante coupé de este mismo SUV y otra versión más familiar con capacidad para siete personas. Todos ellos basados en el grupo con denominación interna XHL.

Todos estos nuevos SUV estarían basados en la plataforma CMF-C de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi y podrían recibir hibridación, si bien no podrían ser 100% eléctricos. En cuanto al sistema de hibridación estaríamos ante la posibilidad de que fueran híbridos enchufables (recordamos que Renault anunció que el Megáne –que ahora se fabrica Palencia- será 100% eléctrico y pasará a construirse en Francia).

De conseguirse esta adjudicación, Palencia estaría a máxima capacidad, con una línea de producción. El modelo con tres variantes que se adjudicaría se desarrollaría en una sola línea de producción. Y esto -si bien todavía está por definir- debería garantizar dos turnos de producción en Palencia (ahora mismo están a 1,5 turnos en Palencia).

En la anterior visita del Rey, el monarca tuvo la oportunidad de conducir un coche.

Valladolid espera otro modelo

Por su parte, la otra factoría del grupo, Valladolid, también aspira a recibir un segundo modelo adicional al Captur. Este otro modelo, de tamaño urbano, podría estar bajo la marca Mitsubishi, ya que hace unos días la firma japonesa tomó la decisión de fabricar nuevos modelos en Europa, todos ellos bajo las plataformas de Renault, ya que estas compañías forman parte de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

Este segundo modelo estaría basado en la plataforma CMF-B, ya que es la misma que tiene actualmente, del grupo y también podría recibir electrificación, principalmente un sistema híbrido enchufable. En este sentido, no obstante, Renault cuenta con una nave de ensamblaje de baterías en Valladolid. Esta nave de ensamblaje de baterías sería la que suministrara los componentes a las diversas líneas de producción. No es la fabricación, sino solo ensamblaje y esta nave ni se amplía ni se reduce, comentan a EL ESPAÑOL.

La llegada de un nuevo modelo adicional a Valladolid se produciría en un momento de éxito para esta fábrica, puesto que el Captur es uno de los modelos con mayores ventas de los últimos años. A diferencia de otros coches que ha producido la factoría (como el Modus) el Captur está siendo un éxito, lo que aseguraría un posible incremento de trabajo. Ahora mismo, las plantas de Renault cuentan con 11.000 trabajadores en España.

Nuevos componentes

Junto a la adjudicación de los nuevos modelos, la planta de Sevilla también recibiría una nueva caja de cambios para un sistema de propulsión híbrido. Por su parte, la factoría de motores en Valladolid también aspira a recibir un motor híbrido que es el conocido de forma interna como HR12 con todas sus evoluciones.

Estas adjudicaciones se producen después de la firma del convenio colectivo 2021-2024 entre la compañía del rombo y los sindicatos UGT, CC.OO. y SCP. Una firma que garantiza "la competitividad a medio y largo plazo" de las fábricas españolas y sienta las bases "para seguir trabajando en la llegada de proyectos futuros", según señalan desde Renault.

La última visita que realizó el Rey a una planta de Renault fue en octubre de 2019, momento en el que conoció de primera mano la construcción del nuevo Captur. Asimismo, esta visita se produce dos semanas después del viaje oficial a la planta de Seat en Martorell.

Con la adjudicación de estos nuevos modelos a Renault en España, la llegada del coche eléctrico a Seat Martorell y la buena marcha de las plantas de Stellantis (anterior PSA) que ya cuentan con tres fábricas de coches eléctricos en España, la industria del automóvil refuerza su salud como segundo fabricante de Europa de vehículos, solo por detrás de Alemania.

El papel del Gobierno 

Para el Gobierno la transformación de la insdustria del automóvil es un paradigma perfecto para lograr los objetivos de descarbonizar, digitalizar y hacer sostenible la economía europea. Porque es un sector que ya está en esa revolución, porque es la principal industria española y porque las multinacionales más potentes de nuestro país operan en los campos en los que se desarrolla el valor añadido de investigación e innovación que lo puede impulsar: la electricidad y las telecomunicaciones.

Es por ello que tras el anuncio del PERTE creado con Seat, Volkswagen, Iberdrola, Telefónica y otras grandes compañías, podría no ser el único. Según las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL, el Ejecutivo estaría negociando más acuerdos con Renault, PSA y Ford, para intentar crear más consorcios.

El objetivo, además, cumple con otra de las prioridades políticas del Gobierno de coalición, que España deje de ser uno de los países europeos con el mnenor sector público en la economía productiva: eñ círculo virtuoso que crea ese artículo 69 permite crear las empresas con inversión pública y adjudicarles "a dedo" proyectos estratégicos (PERTE) en los que gastar los fondos europeos.

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de Invertia, después 5,99€ (en lugar de 7,99€) Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información