Por el momento es un prototipo, pero Renault afirma que este Mégane eléctrico llega en 2021.

Por el momento es un prototipo, pero Renault afirma que este Mégane eléctrico llega en 2021.

Renault

El próximo Renault Mégane eléctrico no se fabricará en España; se construirá en Francia

Tras más de cinco millones de unidades ensambladas la firma del rombo ha decidido que la nueva generación 100% eléctrica del Renault Mégane no se construya en Palencia, sino en una fábrica francesa.

21 octubre, 2020 00:41

Noticias relacionadas

Hablar del Renault Mégane es hacerlo de España y más en concreto de la fábrica que tiene la firma del rombo en Palencia. En concreto, desde que el compacto francés comenzará a fabricarse en la planta palentina, Renault ha ensamblado cerca de cinco millones de unidades, a lo largo de sus cuatro generaciones.

Sin embargo, para la próxima generación, Renault ya ha anunciado que habrá una versión 100% eléctrica. Y este Renault Mégane eléctrico, a diferencia de lo que ha ocurrido con sus generaciones anteriores, no se fabricará en España. Así lo han confirmado fuentes de Renault a EL ESPAÑOL esta semana.

Lo que todavía desconocemos es la fábrica donde se ensamblará el Mégane eléctrico, ya que la marca del rombo todavía no lo ha anunciado. No obstante, todo apunta a que se realizará en la planta francesa de Douai, al norte de París.

En cuanto a la llegada del eléctrico inicialmente está prevista para 2021. Aun así, no será tan pronto cuando deje de fabricarse el Mégane de combustión en España. De hecho, la generación actual de este modelo fue lanzada en 2016 y ha sido recientemente renovada, lo que implica que al menos le deberían quedar varios años de vida comercial.

Además, en este tiempo sí se fabricarán en España las variantes electrificadas conocidas como e-Tech y que se corresponde en el Mégane con la versión híbrida enchufable. A ello se suma que tanto la fábrica de Palencia como la de Valladolid optarán a la fabricación de las nuevas generaciones del Kadjar y del Captur, que contarán con versiones híbridas e híbridas enchufables, mientras que en Francia se concentrará la parte eléctrica pura, como el Mégane eléctrico mencionado.

Prototipo que anticipa el futuro Renault Mégane eléctrico.

Prototipo que anticipa el futuro Renault Mégane eléctrico.

El Grupo Renault a dieta

Por su parte, el consejero delegado de Renault, Luca de Meo, ha destacado que las plantas españolas tienen un papel "central" en el sistema industrial de la compañía en todo el mundo, aunque ha señalado que la situación actual de crisis provocada por el coronavirus motivará que el grupo tenga que hacer "dieta" y poner en marcha en todo el mundo recortes adicionales a los anunciados el pasado mes de mayo.

En una mesa redonda con prensa española, el directivo aseguró que las fábricas españolas están entre las más competitivas e importantes del consorcio en todo el mundo e hizo hincapié en que España es "central" en toda la estrategia industrial del grupo.

De Meo señaló que el pasado mes de mayo Renault anunció su plan estratégico, que contemplaba una reducción de costes del 20%, aunque indicó que la crisis del coronavirus y la previsión de que no se recuperen los niveles de mercado precrisis antes de 2022 o 2023 motivarán que sean necesarias medidas de eficiencia adicionales.

Un español en la alta dirección

Por otro lado, el consejero delegado de Renault destacó el papel "importante" de José Vicente de los Mozos, vicepresidente de Fabricación y Logística del grupo Renault y presidente de Renault España, y apuntó que este está enfocado en la presencia en España del consorcio del rombo.

"Tener a una persona a este nivel en Renault nos asegura que la compañía tendrá compromiso con el país como siempre lo hemos tenido", destacó el directivo, al tiempo que afirmó que las factorías de la compañía en España son una "herramienta esencial" en el sistema industrial del consorcio.

Así, subrayó que los Renault 'made in Spain' son modelos "muy competitivos e importantes" para el grupo, aunque destacó la importancia de que España siga siendo competitiva, "no solo en 2021 sino también el futuro, porque es el mejor seguro del sistema industrial de Renault en España".

"Estamos analizando la situación cada día, porque es difícil hacer previsiones", subrayó el directivo, al tiempo que añadió que se encuentra en una situación en la que tiene que tomar decisiones "difíciles" para poder atravesar el "desierto".

"Intentamos ser lo más eficientes posible y librarnos de lo que no nos sirve. Tendremos que hacer dieta, eso seguro", subrayó el directivo, aunque recordó que las fábricas españolas funcionan "bien" y resaltó la necesidad de que los trabajadores sigan comprometidos con la calidad.

De Meo explicó que la industria española del automóvil es una plataforma "muy competitiva y muy buena", con algunas de las mejores plantas del grupo Renault, aunque destacó la relevancia de que España se adapte a la transformación que está sufriendo el sector del automóvil.