Valencia

La multinacional Stadler Rail AC comunicó este lunes a la bolsa suiza los detalles del gran contrato que acaba de adjudicarle Renfe para la renovación de ferrocarriles españoles de Cercanías. Se trata de la fabricación de un total de 59 unidades "por un valor de alrededor de 1.000 millones de euros", según indicó la enseña, que producirá estos vehículos en su factoría de Albuixech (Valencia).

Noticias relacionadas

"Incluye repuestos y mantenimiento durante un período de 15 años", explicó la firma en su comunicado en alemán. Se trata de un contrato muy importante para la industria radicada en España, pero que todavía podría ser de mayores dimensiones, pues incluirá "una opción para 44 unidades más y su mantenimiento".

Según desglosó Stadler, "esta adjudicación es uno de los lotes en el proceso de licitación de los trenes de alta capacidad anunciados por el operador español". "Se utilizan en el transporte local en las mayores ciudades españolas", agregó la compañía.

La firma propone "maximizar la capacidad mediante el uso de vagones de dos pisos con una longitud escalable de 100 a 120 metros y de 160 a 240 metros". Serán un total de 24 de los primeros y 35 unidades de los segundos.

"Los trenes de ancho ibérico circularán por líneas con líneas aéreas de corriente continua de 3 kilovoltios y alcanzarán una velocidad máxima de 140 kilómetros por hora", subrayó la empresa. 

2.270 millones

"Estamos muy satisfechos con la decisión de Renfe y la confianza en Stadler. Se van a construir nuevos trenes en España para su uso en el transporte local español, eso nos llena de orgullo", manifestó al respecto Íñigo Parra, presidente de Stadler Valencia.

La adjudicación a Stadler forma parte de la compra de 211 trenes de gran capacidad destinados a los grandes núcleos de Cercanías, por un importe máximo de 2.270,5 millones de euros. Por su parte, Alstom se ha hecho con el encargo de 152 trenes, de 100 metros de longitud, por 1.447 millones de euros.

Los nuevos trenes de Cercanías dispondrán de los últimos avances en materia de accesibilidad y confort a bordo, acceso a personas con movilidad reducida, con áreas para bicicletas y carritos infantiles, así como capacidad de ofrecer wifi a los viajeros.