2020 no sólo será recordado como el año del coronavirus. En lo que respecta a la electrificación de la flota de automóviles europea, el pasado ejercicio pasará a la historia como el año en el que el Viejo Continente cruzó el punto de no retorno en el camino a la movilidad sostenible.

Noticias relacionadas

Uno de cada cinco vehículos vendidos en suelo comunitario fueron híbridos o eléctricos durante 2020. Concretamente, los híbridos representaron el 11,9% de las ventas totales de automóviles de pasajeros en la Unión Europea, frente al 5,7% en 2019. En el caso de los vehículos de carga eléctrica, su crecimiento aún fue mayor, ya que llegaron a triplicar la cuota del último registro. Pasaron del 3% de 2019 al 10,5% de todas las matriculaciones de automóviles nuevos en la Unión Europea durante el pasado ejercicio.

Por primera vez en la historia, tanto las ventas de híbridos como de eléctricos superaron la barrera del millón de unidades en el ejercicio 2020. En el caso de los primeros alcanzaron las 1.182.000 unidades, mientras que los cero emisiones llegaron a las 1.045.000 unidades.

Todo esto en un contexto en el que las ventas de automóviles registraron un descenso de tres millones de unidades debido a la pandemia generada por la Covid-19. El impacto más importante de esta reducción se lo llevaron los vehículos diésel y de gasolina. Pese a ello, los tipos de combustible convencionales aún dominaron las ventas de automóviles de la Unión Europea acaparando el 75,5% del mercado en 2020.

Un cuarto trimestre de récord

Una parte importante de las ventas alcanzadas por los vehículos de motorizaciones alternativas se concentró en el último trimestre del año. Durante ese periodo, casi uno de cada seis turismos matriculados en la Unión Europea fue eléctrico, alcanzando el 16,5% de cuota de mercado. Los paquetes de estímulo introducidos por los gobiernos para impulsar la demanda, funcionaron en el caso de los híbridos y eléctricos.

Durante ese trimestre, las matriculaciones de vehículos eléctricos pasaron de 130.992 unidades en el mismo periodo de 2019 a casi medio millón, con un aumento del 262,8%, superando por primera vez a los coches eléctricos híbridos en volumen de ventas.

Este fuerte aumento en la demanda de vehículos eléctricos e híbridos enchufables, se tradujo en un crecimiento de las matriculaciones del 216,9% y el 331% respectivamente. Los incrementos más notables llegaron de la mano de países con los incentivos más generosos.

En Alemania, por ejemplo, los registros de los eléctricos se dispararon por encima del 500% en el último trimestre de 2020. Los vehículos eléctricos híbridos experimentaron un aumento igualmente impresionante durante el cuarto trimestre, con ventas que se duplicaron, pasando de 212.612 unidades en 2019 a 435.260 el año pasado, lo que representa el 15,1% del mercado de automóviles de la Unión Europea.

Crecimiento más limitado de los combustibles alternativos

Por su parte, las matriculaciones de vehículos que funcionan con combustibles alternativos, como el etanol, el gas licuado de petróleo o el gas natural, aumentaron un 19,6% hasta las 69.877 unidades en la Unión Europea durante el cuarto trimestre. En este periodo se registró un notable incremento en las ventas de automóviles de gas licuado, que crecieron un 69,5%. Por el contrario, las matriculaciones de vehículos de gas natural se contrajeron durante el mismo período un 35,3%.

Todos los vehículos de propulsión alternativa combinados representaron el 34% del mercado de automóviles de la Unión Europea en el cuarto trimestre. Este tercio de las ventas representaron casi un millón de unidades registradas en total, con un aumento del 143,9% en comparación con 2019.

Con la excepción de Chipre, los registros de estos vehículos aumentaron en todo el territorio comunitario en el último trimestre de 2020. En cuanto a los mercados de automóviles más grandes, Alemania, con un crecimiento del 236,6%; Francia, aumento del 156,7% e Italia, más de un 108%, registraron importantes ganancias de cuota de mercado.