Mark Zuckerberg ha presentado el metaverso, su visión de cómo evolucionarán las relaciones sociales en internet. Un lugar virtual en el que poder quedar tanto con nuestros amigos cercanos, pero también con entornos de trabajo o lugares públicos donde poder acceder a una oferta de contenido de todo tipo. Y por ello ha decidido rebautizar a la empresa matriz como Meta. 

Noticias relacionadas

FACEBOOK, la compañía a la que pertenecen WhatsApp, Instagram, Oculus, Messenger y la red social homónima Facebook, ha cambiado su nombre a Meta. Lo hace con la idea de espolear las posibilidades de su mundo virtual metaverso, al tiempo que sirve para alejar la marca a los últimos escándalos surgidos en torno a la red social.

"Ahora mismo somos vistos como una empresa de redes sociales. Facebook es uno de los productos tecnológicos más utilizados en la historia del mundo. Es una marca icónica, pero somos una compañía tecnológica puntera. Las aplicaciones sociales son importantes para nosotros, pero en nuestro ADN está construir tecnología para unir a las personas. El metaverso es la próxima frontera para conectar a las personas, al igual que las redes sociales cuando empezamos a hacerlo", ha detallado Zurckerberg durante su conferencia inaugural de Conect.

La noticia ha sido bien acogida por el mercado, pues las acciones de la compañía subían en torno a un 2,75% en el Nasdaq, situándose por encima de los 320 dólares, a los pocos minutos de que Mark Zuckerberg anunciase el nuevo panorama al que ambiciona la comapañía. 

La compañía cambiará además el ticker el próximo 1 de diciembre, que pasará de ser FB a MVRS. Eso sí, insisten en que no afectará a la forma en que usamos o compartimos los datos.

"El metaverso primero"

Con este cambio de identidad, Mark Zuckerberg cambia el rumbo de la compañía que lo apuesta todo al metaverso con la idea de replicar un mundo virtual en el que poder desarrollar desde la vida diaria al ocio o las relaciones sociales. Una plataforma gigantesca en la que construir el contacto entre personas a miles de kilómetros de distancia, pero también toda la infraestructura económica que depende de ello. 

Desde videojuegos a ropa para los avatares, servicios o clases online. La idea de Zuckerberg es encontrar sinergias entre todos sus servicios para potenciar Meta a un nivel que sea atractivo no sólo para los usuarios, sino también para desarrolladores y empresas. Conseguir lo que Second Life aspiró y jamás consiguió. 

"A partir de ahora, seremos el metaverso primero, no Facebook primero. Eso significa que con el tiempo no necesitarás una cuenta de Facebook para usar nuestros otros servicios. A medida que nuestra nueva marca comienza a aparecer en nuestros productos, espero que la gente de todo el mundo conozca la marca Meta y el futuro que representamos.

Con el nuevo enfoque, la idea de negocio de la compañía se estructura en dos segmentos diferentes: por un lado su familia de aplicaciones y otro para su trabajo en futuras plataformas, denominadas como Family of Apps y Reality Labs, tal y como aparecerán en los resultados financieros del cuarto trimestre del año.

"Nuestro trabajo en el metaverso no está dentro de uno solo de estos segmentos. El metaverso abarca tanto las experiencias sociales como la tecnología futura. A medida que ampliamos nuestra visión, es hora de que adoptemos una nueva marca".

¿Qué es el metaverso?

Lo cierto es que no es la primera vez que Zuckerberg habla del metaverso. Ya el pasado verano dejó ver que quiere ir más allá de internet con un mundo virtual en el que la tecnología se integre por completo en el día a día del ser humano. Para ello, está desarrollando tanto dispositivos que permitan combinar la realidad virtual y aumentada, como sus diferentes plataformas sociales.

Su apuesta es ambiciosa, pero no es un plan a corto plazo. El pasado septiembre, la extinta Facebook explicaba que "el metaverso no es un solo producto que una empresa pueda construir sola. Al igual que Internet, el metaverso existe tanto si Facebook está allí como si no. Y no se construirá de la noche a la mañana. Muchos de estos productos solo se realizarán completamente en los próximos 10-15 años. Si bien eso es frustrante para aquellos de nosotros ansiosos por sumergirnos directamente, nos da tiempo para hacer las difíciles preguntas sobre cómo deberían construirse", lo que está claro es que Meta quiere ser quien lleve la voz cantante. 

El objetivo de Meta es reunir todas sus aplicaciones y tecnologías bajo una una nueva marca y "dar vida al metaverso y ayudar a las personas a conectarse, encontrar comunidades y hacer crecer negocios (...) El metaverso se sentirá como un híbrido de las experiencias sociales en línea de hoy, a veces expandidas en tres dimensiones o proyectadas en el mundo físico", explica la compañía que augura que será "la próxima evolución en una larga línea de tecnologías sociales, y está marcando el comienzo de un nuevo capítulo para nuestra empresa".