Fichaje de relumbrón en Bestinver. La gestora propiedad de Acciona ha incorporado a sus filas a Francisco del Pozo como nuevo director de fondos de infraestructuras. El español, que ya trabajó para el grupo de los Entrecanales, procede de la sede neoyorquina de Macquarie, donde trabajaba desde 2011.

Noticias relacionadas

Este es el tercer gran fichaje que realiza Bestinver desde la integración de Fidentiis. La boutique de fondos ha cambiado a sus principales responsables y ha optado por renovar su filosofía de inversión, dejando atrás la filosofía 'value' y abriendo nuevas líneas de negocio, como la inversión ASG (con factores medioambientales, sociales y de buen gobierno corporativo) o la intermediación en los mercados de capitales. Tomás Pintó, procedente de Pictet Asset Management, se hace cargo ahora de la renta variable internacional, y Rafael Amil de la Rica, que llegó desde Julius Baer, es el nuevo director de Negocio.

La integración de Fidentiis ha conllevado las salidas de Beltrán de la Lastra, el anterior director de Inversiones y sustituto de Francisco García Paramés, que tiene una cláusula de no competencia de dos años a partir de ahora, y también de Ricardo Cañete, quien dirigía el área de renta variable ibérica. El puesto de este segundo ha sido asumido por Ricardo Seixas, el gestor más reconocido de Fidentiis. Según ha podido saber 'Invertia' de fuentes próximas a la gestora, la cláusula de no competencia de Cañete es de un año.

Del Pozo ya trabajó para Acciona entre 2003 y 2006, en el área de desarrollo de negocio de la cotizada española, especializada en infraestructuras y energías renovables. Después saltó a Dragados como gestor de proyectos, cargo que desempeñó desde Nueva York de 2006 a 2011. En ese año, se enroló en el banco de inversión australiano Macquarie Group, donde ha sido director general en su sede neoyorquina. En su perfil profesional, se autodefine como "inversor y banquero de inversión en infraestructuras globales, con experiencia en construcción, explotación, financiación y gestión de activos de infraestructuras".

Tras su fichaje, el siguiente paso de Bestinver será lanzar a comienzos de 2021 un fondo de capital riesgo centrado en la inversión en infraestructuras, con capacidad para entre 300 y 400 millones de euros. El fondo tiene el objetivo de tomar participaciones en empresas y activos de infraestructuras, con especial foco en los sectores de energías renovables, transporte, infraestructuras sociales, agua y telecomunicaciones. "Creemos que empezar con un fondo de infraestructuras es ideal en este momento y puede aportar una rentabilidad estable y atractiva para los inversores en el largo plazo", confirman desde la entidad.

1.200 millones en capital riesgo para 2025

Este fondo tendrá carácter global, aunque prestará especial atención a Europa, Norteamérica, América Latina y Australia. Las inversiones se realizarán directamente tanto en el mercado primario como secundario, y podrán ser con control mayoritario o coinversiones. La gestora también cuidará su nueva vertiente sostenible, y los activos que compre el fondo deberán tener un "impacto positivo en el medio ambiente y la sociedad".

En la presentación oficial que Bestinver llevó a cabo para explicar la integración de Fidentiis el pasado marzo, justo antes de la pandemia de coronavirus, ya avanzó su intención de lanzar un fondo de fondos de capital riesgo y otro fondo de infraestructuras. La gestora de Acciona se marcó la meta de alcanzar los 1.000 o los 1.200 millones en estos fondos privados en un plazo de cinco años.

Por otro lado, el grupo también baraja la opción de montar un equipo de fusiones y adquisiciones (M&A) "si encontramos a las personas adecuadas", tal y como indicó Mark Giacopazzi, consejero delegado de la sociedad de valores y también proveniente de Fidentiis.