Mapfre sortea la crisis del coronavirus y este año volverá a acudir puntual a la cita de su tradicional dividendo prenavideño. La aseguradora presidida por Antonio Huertas ha confirmado este viernes que el próximo 22 de diciembre se ejecutará un pago que estaba en el aire por las exigencias de los reguladores del sector.

Noticias relacionadas

El dividendo con cargo a las cuentas del presente ejercicio 2020 será de 0,05 euros brutos por acción, lo que implicará para Mapfre el desembolso de hasta 154 millones de euros en función de su actual capital social. Así sumará 416 millones dedicados a retribuir a sus accionistas. El pago anunciado este viernes supone una rentabilidad cercana al 4%.

El último día para hacerse con acciones de Mapfre con derecho al cobro de este dividendo será el próximo 17 de diciembre, según ha explicado la compañía en una información relevante remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Aquí se refiere también que Bankia actuará como entidad agente de pago.

Fortaleza financiera

Si bien los supervisores del sector habían fijado unos requisitos muy elevados para permitir el pago de dividendosel director general corporativo financiero de Mapfre, Fernando Mata, ha comentado este viernes que "se trata de una decisión prudente".

En este sentido, Mata ha subrayado que el importe establecido en esta ocasión supone "un céntimo menos respecto al pasado año". Una minoración que tiene por objetivo "fortalecer fondos propios" mientras que se mantiene la retribución al accionista.

El propio presidente de la aseguradora, Antonio Huertas, había mostrado en reiteradas ocasiones su confianza en que, a pesar de las altas exigencias fijadas para salvaguardar la solvencia del sector, Mapfre contaría con holgura suficiente como para distribuir beneficios este invierno.

Este mismo viernes, la compañía ha anunciado sus resultados al cierre del tercer trimestre. A lo largo de los nueve primeros meses del año, registró un beneficio de 450 millones de euros. Aunque eso supone una reducción del 2,7% frente al mismo periodo de 2019, muestra una mejora en la evolución del negocio si se considera que en el segundo trimestre esta caída llegó al 27%.