Mapfre ganó 450 millones de euros en los primeros nueve meses del año. Un dato que supone una reducción del 2,7% de sus ganancias en comparación al mismo periodo de 2019, pero que muestra una mejora en la evolución de la actividad de la compañía si se compara con el segundo trimestre del año cuando esta caída llegó al 27%.

Noticias relacionadas

Los ingresos de la aseguradora entre enero y septiembre de este año ascendieron a 19.051 millones de euros, lo que supone un 11,9% menos que en el mismo periodo del año anterior, mientras que las primas se redujeron en la misma proporción (-11,9%), hasta los 15.550 millones de euros. Según los cálculos de la aseguradora, a tipo de cambio constante, y descontando el efecto de la póliza bienal de Pémex (México) que se emitió en 2019, la reducción del volumen de primas sería del 3%.

La unidad de seguros registró una evolución positiva con un resultado que crece un 7,5%. España, con un resultado de 328 millones de euros, sigue siendo el país que más aporta al beneficio del grupo. Del mismo modo, registran una mejora del comportamiento Brasil, Latinoamérica y Estados Unidos, así como Eurasia, especialmente Turquía.

El ratio combinado de Mapfre al finalizar el mes de septiembre se situó en el 95,2%, con una mejora de 1,1 puntos porcentuales. La compañía experimentó una reducción de la siniestralidad, especialmente en automóviles, en países como España, Estados Unidos o Turquía, aunque se ha incrementado en otros ramos como en multirriesgo empresarial y decesos en España.

Los fondos propios del grupo ascendieron en este periodo a 8.412 millones de euros, un 5% menos que en diciembre del año pasado, aunque desde el final del primer trimestre, fecha en la que por primera vez afloran los impactos de la Covid-19, han crecido 552 millones.

Reparto de 416 millones en dividendos

Mapfre ha decidió hacer un reparto de dividendo de pago a cuenta de 5 céntimos por acción en efectivo, lo que supone abonar en el año 2020 un total de 416 millones de euros. El director general corporativo financiero de Mapfre, Fernando Mata, ha comentado al respecto que "se trata de una decisión prudente. Reducimos un céntimo respecto al pasado año para fortalecer fondos propios y, de la misma forma, retribuimos a nuestros accionistas". 

En lo que tiene que ver con los activos de la aseguradora, hasta septiembre se situaron en 68.816 millones de euros, un 5% menos que al cierre de 2019, como consecuencia de la caída de los mercados bursátiles, la depreciación de las monedas y la reducción de la actividad.

Debido también a la evolución de los mercados, las inversiones del Mapfre al cierre de septiembre de este año ascendieron a 51.621 millones de euros, un 3,6% menos que en diciembre del año pasado. El 56% del total de estas inversiones (28.856 millones de euros) pertenecen a renta fija soberana, en tanto que el 18,5% (9.536 millones de euros) son renta fija corporativa y el 5% (2.465 millones de euros) corresponden a renta variable.

El ratio de Solvencia II a junio de 2020 se situó en el 184%, con un 86% de capital de máxima calidad (nivel 1). Este ratio muestra una mejora de 6,6 puntos porcentuales respecto a marzo, como consecuencia de un entorno más favorable.

Al ser cuestionado por las perspectivas para el cuarto trimestre, Mata se ha mostrado cauteloso. "Ahora mismo es muy difícil hacer ningún tipo de predicción. Lo que sí hemos podido ver es la importancia de mantener la actividad mientras convivimos con la pandemia. El gran crecimiento del PIB del pasado trimestre muestra lo importante que es".