Los bajistas vuelven a incrementar su presión sobre PharmaMar. A solo unos días de que la farmacéutica publique sus cuentas del primer semestre del año este jueves, un 1,11% del capital social de la compañía está tomado por especuladores que apuestan por su continuidad bajista. Una inversión que, a precios de mercado, equivale a 15,3 millones de dólares.

Noticias relacionadas

El hedge fund AHL Partners ha sido el último en sumarse a este asedio. El fondo declara una posición corta por el 0,52% del capital social de PharmaMar desde el 23 de julio, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Es la primera vez que este fondo, relativamente habitual entre los bajistas del mercado español, toma posiciones en la fabricante del Aplidín.

Su entrada se ha producido en paralelo con una nueva merma de la posición que desde hace cuatro meses acumula Consonance Capital. Desde el 0,73% que llegó a aglutinar en abril, hasta el 0,59% que reconoce en su última comunicación al supervisor.

Evolución bajista

Este porcentaje todavía mantiene al fondo especializado en inversión en el sector farmacéutico como bajista relevante. Y es que sigue superando el umbral del 0,5% del capital que tiene establecido el supervisor español para delimitar esta categoría, en línea con lo que rige en el grueso de los mercados europeos.

Aunque, en lo que va de año, PharmaMar acumula una revalorización cercana al 5% en bolsa, en los últimos tres meses ha perdido un abultado 20% de su capitalización. De los 119,4 euros por acción que alcanzó en febrero, hasta los 70 euros por título que su gráfica se esfuerza por conservar en las últimas sesiones, el retroceso es del 40%.

Resultados históricos

Los analistas consultados explican que este retroceso se debe en buena parte a las expectativas que se habían generado en torno a la implicación de su fármaco Aplidín en la lucha contra la Covid-19. A pesar de que los estudios desarrollados hasta la fecha certifican su eficacia en pacientes con infección moderada, la tardanza en la obtención de los permisos para el desarrollo del ensayo de fase III -actualmente en curso- podrían haber mermado el potencial negocio de su aplicación contra la pandemia.

Al cierre del ejercicio 2020, PharmaMar publicó un beneficio histórico de 137 millones de euros. Una cota que atribuyó en gran medida a la contribución de su antitumoral Zepzelca, especialmente por las ventas en EEUU a través del acuerdo de comercialización suscrito con Jazz Pharmaceuticals.