Six Group, la cabecera de la española BME, registró un beneficio neto de 108,2 millones de francos suizos (100 millones de euros) en la primera mitad del año. Una cifra que supone un descenso del 41,3% en comparación con el mismo periodo de 2020, según ha informado este viernes la compañía suiza.

Noticias relacionadas

El grupo que opera las bolsas de Suiza y España ha atribuido este retroceso en sus ganancias semestrales "sobre todo a la considerable contribución en el pasado ejercicio de participaciones como Worldline, efecto que, en cambio, no se ha producido este año".

La cifra de negocio operativa de Six entre enero y junio alcanzó los 745,8 millones de francos suizos (689 millones de euros). Una cifra que, en este caso, supone un incremento del 19,5% frente a los ingresos del grupo en la primera mitad de 2020.

Asimismo, el resultado antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (Ebitda) registró un incremento del 49,2% en comparación con el ejercicio anterior, hasta los 226,1 millones de francos suizos (209 millones de euros) debido fundamentalmente a que la contribución de BME no se incluyó hasta junio de forma comparable.

Los beneficios de la unidad de mercados ascendieron a 84,2 millones de francos suizos (78 millones de euros), mientras que la de securities services, a cargo de la cual se sitúa el español Javier Hernani, aportó 70,6 millones de francos (65 millones de euros) a los beneficios del grupo. El negocio de servicios a la banca, focalizado en Suiza, otros 2,5 millones de francos suizos (2,3 millones de euros).

Activos digitales y ASG

De su lado, la unidad de negocio información financiera contribuyó con 26,8 millones de francos suizos (24,7 millones de euros) al total de beneficios, debido sobre todo a la comercialización de índices de referencia, tipos de cambio y cumplimiento.

De cara al futuro, Six espera que el crecimiento sea principalmente de carácter orgánico, en las áreas de sostenibilidad ambiental, social y de gobernanza (ASG) y activos digitales, así como en facturación, pagos y efectivo. Asimismo, la compañía también está preparada para un crecimiento inorgánico y analiza constantemente opciones atractivas que ofrezcan un valor añadido concreto.

Por otro lado, la suiza destacó que en los últimos seis meses ha avanzado de forma decisiva en la integración de BME, completando los ajustes de la estructura organizativa y la estandarización de los procesos y sistemas internos.

"En la segunda mitad del año, la atención se centrará en la aplicación de un mayor potencial de sinergias, como la consolidación de la plataforma (...) La actual plataforma de negociación de BME se está migrando a una versión de la actual plataforma de Six", explicó.