La gestora estadounidense Fidelity entra por primera vez en su historia con una posición relevante en el capital de Bankinter. La firma ha señalado la titularidad de un 1,069% de las acciones del banco español a través de posiciones de diversos vehículos de inversión.

Noticias relacionadas

El paquete declarado por Fidelity alcanza una valoración de 42,57 millones de euros en función de la actual capitalización bursátil de Bankinter. La entidad acumula una revalorización cercana al 4% en lo que va de año en bolsa.

La inversión se alcanzó el pasado 20 de julio, según consta en la documentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Y es que la gestora estadounidense ha de rendir cuentas de posiciones a partir del 1% del capital por estar legalmente domiciliada en Bermudas, considerado un paraíso fiscal.

Préstamo de acciones

La posición de Fidelity International se reparte entre 9,2 millones de acciones y otras 408.100 en préstamo. En términos relativos, un 1,024% de la posición se construye directamente con acciones y el restante 0,045% a través de los derechos que le confiere el préstamo recibido.

Con la posición recién adquirida, la firma de inversión adelanta a la también estadounidense Invesco, que desde marzo de este año declara un 1,006% de Bankinter. También se coloca por delante de Millennium Group Management, que en su última declaración de posiciones al supervisor reconoce la titularidad de un 1,048% de las acciones del banco español.

Resultados semestrales

En el primer semestre de 2021, Bankinter alcanzó un beneficio de 1.140,3 millones de euros frente a los 109,1 millones de las mismas fechas de un año antes. Un salto que se produjo a consecuencia de la contabilización de las plusvalías por la segregación de Línea Directa, que alcanzaron los 895,7 millones de euros.

Las cuentas publicadas en la jornada del jueves, reflejan 14.200 millones de euros en saldos recogidos a través de su Cuenta Nómina, un 24% más que hace un año. Una cifra que ayuda a la entidad a mantener la defensa de las condiciones de este producto, uno de los pocos remunerados de su clase que se mantienen en el mercado español.