Berkeley Energía se dispara este viernes en bolsa con su primer movimiento frente a la decisión desfavorable del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) hacia su proyecto de mina de uranio en la localidad salmantina de Retortillo. En máximos intradía llegaba a repuntar un 23,8%, si bien al cierre el rebote se limitaba al 13,69% en los 0,19 euros.

Noticias relacionadas

La compañía minera ha explicado en una información privilegiada remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ya ha presentado un informe de mejora sobre su proyecto con el que busca cambiar la opinión del CSN al respecto. Además, señala que esto es solo uno de "los primeros pasos" para solicitar la revaluación.

Este nuevo informe mejorado y complementario incluye argumentos técnicos que la cotizada espera que puedan demostrar "claramente que el proyecto cuenta con todos los requisitos" para su aprobación. En esta misma línea de discurso, Berkeley Energía rechaza "enérgicamente" la evaluación recibida por el supervisor del sector nuclear.

Más detalles técnicos

Asimismo, la compañía apunta que, a pesar de que el nuevo estudio aporta nuevos datos y especificaciones, la documentación presentada anteriormente se preparó conforme al consejo de asesores y consultores independientes reconocidos a nivel nacional e internacional.

Como en ocasiones anteriores, Berkeley recuerda que su proyecto para Retortillo ya ha recibido más de 120 permisos previos e informes favorables de las autoridades competentes a nivel local, autonómico, nacional y de la Unión Europeo. En este sentido, subraya que nueve de ellos correspondieron al propio CSN.

Por último, la cotizada advierte de que "seguirá defendiendo enérgicamente su posición frente a la decisión adversa del CSN y continuará informando al mercado sobre cualquier desarrollo material a medida que ocurra". De momento, el nuevo informe se ha remitido al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

A consecuencia de este movimiento, las acciones de Berkeley Energía se disparan hasta los 0,21 euros por acción este viernes. Y lo hacen entre un fuerte volumen de negociación. A media sesión ya habían cambiado de manos más de 15 millones de acciones de la compañía en la bolsa española, cuando su media anual de una jornada completa rebasa por poco los 5 millones, según datos oficiales de Infobolsa.