Los resultados de Bankinter que hemos conocido antes de la apertura de la sesión de hoy están generando que su precio se mueva con bastante volatilidad en los primeros compases de la jornada de hoy. Sin embargo, desde el punto de vista técnico estos resultados no están provocando ningún cambio drástico en su gráfico ya que de momento hemos ido a testear la parte alta del canal de contratación en el que se encuentran los precios desde hace un mes sin poder romperla.

Noticias relacionadas

Este canal de lateralidad tiene zona de suelo aproximada en torno a los 4,10 euros por la parte inferior y una zona de techo en los niveles en los que se encuentra ahora la acción. Por lo tanto, necesitaríamos cuanto menos 2 cierres consecutivos por encima de los máximos de la sesión de hoy en los 4,393 euros para valorar con cierta seriedad sus intenciones de recuperar los niveles de máximos del año.

Además, debido a la cercanía de la presencia de la media móvil de medio plazo que se encuentra en los 4,4343 euros, es mejor esperar y ver qué es lo que ocurre en ese nivel de precios antes de entrar en la acción. De hecho, si no somos capaces de ver una ruptura por la parte superior del canal de lateralización en lo que resta de semana el riesgo de volver al suelo de dicho canal es elevado y si acabamos perdiendo la zona de los 4 euros el aspecto técnico quedaría muy tocado.

Evolución de las acciones de Bankinter Eduardo Bolinches ProRealTime

Este nivel es muy importante ya que se presenta como supuesta línea clavicular de una formación de techo de hombro cabeza hombro que mandaría el precio de las acciones a la zona de los 3,6 euros. Este nivel de precios además de ser una resistencia que actuaría como soporte ahora, además está muy cerca de la mitad de la subida del impulso nacido a finales del pasado mes de octubre por lo que sería un nivel de soporte muy fuerte. 

Solo podríamos descartar este escenario si somos capaces de ver precios sostenidos por encima de la media móvil de medio plazo que se encuentra en los 4,44 euros y que además implicaría romper la pauta de máximos y mínimos decrecientes que presenta el valor desde hace más de 2 meses.