El Ibex 35 ha vuelto a niveles que no veía desde el pasado mes de abril. El selectivo español se ha dejado un 3,06% en cinco días y resiste en los 8.506 puntos. El selectivo pierde buena parte del trecho andado durante los primeros seis meses y medio del año. 

Noticias relacionadas

Con este cierre el selectivo español reduce su crecimiento anual a un 3,4%. Todo por las dudas que tienen los inversores sobre la evolución económica por el avance de la Covid-19. La situación epidemiológica no es positiva en casi ningún país del mundo por la afección que está dejando la variante Delta. 

Eso ha provocado que los valores turísticos del selectivo se hayan visto afectados durante toda la semana. Aunque es cierto que en la última sesión han avanzado levemente. Así, IAG se deja un 0,2% en la semana. Meliá Hotels, por su parte, se ha dejado casi un 6,% en cinco días; mientras que Amadeus retrocede un 4,83%. 

No sólo la variante Delta. A los inversores les preocupa, y mucho, lo que está ocurriendo con la inflación. En Estados Unidos hemos visto cómo los precios han crecido un 5,4% en el último mes. Pero es que en el Viejo Continente también vemos cómo la inflación avanza con paso lento pero decidido a tasas superiores al 2%. 

Temen los mercados que los bancos centrales tengan que adoptar medidas para que el IPC entre en cintura. Y eso que tanto Christine Lagarde como Jerome Powell ya han dicho que pueden estar tranquilos porque no va a haber grandes cambios en la política monetaria que vienen aplicando. 

Esto es lo que hace que el sector financiero español también se haya visto golpeado por las ventas. El Sabadell ha sido el que peor comportamiento ha tenido en la semana. Se ha dejado un 7,7% en cinco días. El Santander pierde un 3,2%, mientras que el BBVA se deja un 3,2%. 

Especial atención merece esta semana Siemens Gamesa. El jueves anunciaba profit warning, y se ha dejado en 5 días casi un 20%. 

Las cosas no han ido mucho mejor en el resto de los mercados europeos. El Dax alemán recorta en la semana casi un punto porcentual; el CAC 40 de París se deja un 1,27% y el Ftse 100 de Lonres pierde un 1,74% en los últimos cinco días.