Hay un conjunto de valores que lo han hecho espectacularmente bien en esta primera parte del año 2021 con revalorizaciones por encima del 25%. Concretamente estamos hablando de 9 valores del selectivo español los que han conseguido dicha rentabilidad y que son el Banco de Sabadell, con una subida cercana al 65%, Fluidra que le sigue muy de cerca con un 60% y ya a bastante distancia las acciones de ArcelorMittalque se acercan al 40%. Esto hace que tengan un gran potencial de cara al segundo semestre del 2021. 

Noticias relacionadas

Muy cerca de ella, se encuentran las acciones de Almirall con un 37% que apenas superan el 30%, nivel que casi alcanza la realización de Repsol, luego el BBVA cercano al 30% y por último el comportamiento de las acciones del Banco Santander y de Telefónica que quedaron muy reñidas en torno al 28%. 

Cierra el grupo las acciones de CaixaBank si bien es cierto que éste último no lo supera pero se acerca mucho.

Sin embargo, el desempeño en la evolución de los precios si lo miramos desde más largo plazo. Entonces, es bastante dispar ya que solo se salvaría la revalorización de las acciones de Fluidra, que supera el 146%. A mucha distancia estarían las acciones de Almirall, con un 30% en tres años, mientras que las acciones de ArcelorMittal apenas superan el 6% de revalorización en el mismo periodo. El resto de los valores nombrados anteriormente, arrojan rentabilidades todavía en negativo si les tomamos la medida desde hace tres años. 

De hecho, llama la atención la situación del Banco Sabadell que se encuentra todavía con una disminución del 60%, luego tenemos a las acciones de Telefónica con unas caídas cercanas al 44% y posteriormente tenemos a un conjunto de valores en torno al 27% en negativo que comprende las acciones de Repsol, Banco Santander y CaixaBank. Por último, cierra la tabla las acciones del BBVA con una rentabilidad negativa del 12%. 

Sin embargo, lo importante no es como se han comportado hasta ahora sino como se comportarán en este segundo semestre del año recién comenzado y para ello debemos echar un vistazo a los gráficos de dichas acciones.

Por lo que respecta a las acciones del Banco Sabadell, valor que más se ha revalorizado en este primer semestre del año, tiene un gráfico en el largo plazo que no ha cambiado nada. Seguimos teniendo una clara pauta de máximos y mínimos decrecientes y éstos seguirá estando vigentes mientras que veamos precios por debajo de los 1,08 euros. De hecho, también hay que tener en cuenta la presencia de una gran resistencia en torno a los 0,82 euros. 

Por lo tanto, el que lo haya hecho excelentemente bien hasta ahora no significa que lo vaya a continuar haciendo así de bien. Podemos ver una continuidad de las subidas hasta los 0,82 euros pero también debemos estar atentos al gráfico porque es el que nos indicaría que esto no va a ocurrir si la acción empieza a cotizar por debajo de los 0,435 euros, que es por donde pasa la media móvil de largo plazo además de los mínimos del pasado mes de marzo.

Evolución de las acciones del Banco Sabadell Eduardo Bolinches

Por lo que respecta a las acciones de Fluidra, es otra historia bien diferente ya que está en zona de máximos históricos y con una clarísima pauta de máximos y mínimos crecientes desde que marcase suelo en marzo de 2020. 

Y si bien es cierto que la pendiente con las que están subiendo los precios está perdiendo verticalidad, en la medida que sigamos viendo los mínimos crecientes no hay nada por lo que preocuparse. Solo debemos malpensar si acabamos viendo cotizaciones de cierre por debajo de los 31,75 euros.

Evolución de las acciones de Fluidra Eduardo Bolinches

La historia de ArcelorMittal es una de las menos prometedoras a futuro. Con una revalorización brutal desde los mínimos del pasado mes de marzo del 2020, su pauta de mínimos crecientes ha dado paso ya de manera fehaciente a una lateralidad. 

Si esta lateralidad se rompe al alza con cotizaciones de cierre por encima de los 30,8 euros, pues podremos seguir apostando por el valor. Sin embargo, si acabamos viendo que los precios pierden los 22,8, entonces la lateralidad se habrá roto por la parte inferior y con ello se pone en peligro el escenario de continuidad alcista en el medio y largo plazo.

Evolución de las acciones de ArcelorMitall Eduardo Bolinches

Otro de los valores que lo han hecho espectacularmente bien es el caso de Almirall, que en noviembre del año pasado se encontraba por debajo de los 9 euros y actualmente está testeando por tercera vez la resistencia de los 15 euros.

Es de esperar que el valor pueda romperlos al alza para dirigirse posteriormente a la zona de máximos históricos en torno a los 17,70 euros y una vez roto éstos entrar en un escenario de subida libre. Todo ello perfectamente posible mientras que no se rompa la pauta de mínimos crecientes.

Evolución de las acciones de Almirall Eduardo Bolinches

Por último, tenemos a las acciones del BBVA que a pesar de haber roto por la parte superior el triángulo recto alcista, vemos que sus precios no se están moviendo con la alegría al alza que debieran. 

También hay que tener en cuenta que a pesar de ser un valor que ha devuelto la totalidad de todas las caídas desde la primera ola de la pandemia, en el largo plazo todavía presenta una clara pauta de máximos decrecientes desde el 2008 y por lo tanto necesitaríamos cotizaciones por encima de los 5,60 euros, que es por donde pasa la media móvil de largo plazo en gráficos mensuales, para valorar una continuidad alcista hacia la zona de los 6 euros, nivel de precios en donde realmente se pondrá en entredicho la pauta de máximos decrecientes de largo plazo.

Evolución de las acciones del BBVA Eduardo Bolinches