Codere apunta al Nasdaq en su proceso de reestructuración. Las acciones de la compañía española de casinos y juegos de azar llegaban a dispararse cerca de un 35% en bolsa hasta los 0,85 euros por acción tras conocerse que ha acordado la venta de una participación relevante pero minoritaria en su negocio online a una sociedad de adquisición de propósito especial (SPAC).

Noticias relacionadas

La operación, que requiere todavía de múltiples autorizaciones, da un valor de empresa a la sociedad fusionada de aproximadamente 350 millones de dólares, unos 287 millones de euros al cambio de divisas. Esto supone 2,3 veces los ingresos estimados de Codere Online para el próximo ejercicio.

El objetivo es que Codere, que este martes celebraba junta general de accionistas, mantenga una participación de entre el 54% y el 73% en la nueva sociedad que aglutinará su negocio online tras la entrada de la SPAC DD3. Para ello, Codere Newco -la sociedad cabecera del grupo- aportará Codere Online a la sociedad luxemburguesa de nueva creación Luxco, que será la que cotice en el Nasdaq.

Compromisos de inversión

La operación, que se ha comunicado de madrugada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), prevé que Baron Funds, MG Capital, LarrainVial y DD3 Capital Partners ejecuten una inversión privada por importe de 67 millones de dólares "que se cerrará inmediatamente antes de la operación online". Además, los gestores de Baron Funds se han comprometido a mantener una posición de aproximadamente 10 millones de dólares en acciones de la SPAC, lo que se traduce en unos ingresos mínimos derivados de la operación de 77 millones de dólares.

Como es habitual en este tipo de operaciones, los inversores de la SPAC tendrán la opción de amortizar sus contribuciones en efectivo. Actualmente, la empresa de propósito especial cuanta con 125 millones de dólares en una cuenta de fideicomiso. Una cifra que implica un importe de fondos de entre 77 y 192 millones de dólares dependiendo de las amortizaciones y antes de gastos.

Mejora de liquidez

En este sentido, la cotizada ha señalado que podrá disponer de hasta 30 millones de dólares del total de fondos de la operación que excedan de 125 millones de dólares. El resto de los ingresos serán utilizados por Codere Online para financiar gastos de marketing, mejoras tecnológicas y de las plataformas, así como para su expansión a nuevos mercados de alto crecimiento.

Puesto que el objetivo de la gerencia de Codere es mantener el control de su unidad online, la operación no generará ningún impacto en la cuenta de resultados consolidada de la sociedad. En lo que habrá cambios será en su liquidez, que se verá reforzada por los ingresos ya mencionados.

El grupo de casinos ha explicado a la CNMV que, en cualquier caso, esta operación precisa del consentimiento de los tenedores de una mayoría de los aproximadamente 353 millones de euros de bonos supersénior garantizados con vencimiento en 2023 y de los bonos sénior garantizados por importe de 500 millones de euros y 300 millones de dólares con vencimiento en 2023.

Como parte de la compleja operación de reestructuración que está llevando a cabo y que se ha ganado la constante desaprobación de la familia fundadora, los Martínez Sampedro, también se precisa del consentimiento de los bonistas que forman parte del acuerdo de lock-up de 22 de abril. No obstante, la cotizada ya ha adelantado que los principales bonistas de este grupo han mostrado su opinión favorable.

Liquidación y exclusión

A pesar del fortísimo repunte de este martes, Codere recuerda que se encuentra en medio de una profunda reestructuración que pasará por la transmisión de toda la parte operativa del grupo a la futura sociedad cabecera Nueva Topco, en la que el 95% del capital estará controlado por los bonistas sénior y solo un 5% quedará en manos de los accionistas de la actual cotizada.

En esta misma línea, se prevé que la actual Codere "entrará en un procedimiento de liquidación". A consecuencia de este movimiento, es previsible que "la sociedad sea excluida de la cotización". En este sentido, aún está pendiente de resolver si estos accionistas "podrán recibir su cuota de liquidación, a su elección individual, en acciones de la Nueva Topco o en el efectivo resultante de la venta de las acciones que estos accionistas hubieran recibido", según consta en la documentación enviada esta madrugada a la CNMV.

Al término de la sesión, la euforia se relajaba con respecto a primera hora. El último cruce sobre la compañía de juegos de azar arrojaba un precio de 0,75 euros por acción, lo que implicaba una revalorización del 18,48% frente a la víspera.