El enésimo pulso en el seno de Codere se convierte en espantada. En plena ofensiva de la familia fundadora del grupo de casinos, uno de los fondos protagonistas de su defenestración hace cinco años, Alden Global Capital, ha liquidado por completo sus posiciones en la cotizada española.

Noticias relacionadas

Alden Global ha notificado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que actualmente no dispone de una sola acción de Codere en cartera. Una desinversión que, según consta en el formulario remitido al supervisor, se celebró el pasado 4 de mayo al margen de los mercados oficiales.

Con anterioridad a este último paso por caja, Alden Global ya había reducido en dos ocasiones su inversión en el grupo de casinos y juegos de azar. Los registros del supervisor recogen que del 6,1% del capital estrenado en abril de 2016 ya solo le restaba en cartera una participación equivalente al 2,91% de las acciones de la española.

Pulso por la refinanciación

La firma de inversión radicada en Delaware (EEUU), declaraba desde agosto de 2018 la posesión de únicamente 3,45 millones de acciones de Codere. Una participación que atribuía al fondo oportunista Alden Global Opportunities Master Fund, como también constaba hasta ayer mismo en los registros de accionistas relevantes de la compañía.

Si bien no se aportan detalles de los motivos de la retirada, esta se ha producido en pleno regreso a la ofensiva de la saga fundadora de la compañía. Este mismo martes, los Martínez Sampedro solicitaban detalles sobre algunos puntos del orden de la junta de accionistas celebrada este mismo día por entender que la aprobación de estos detalles para su refinanciación podría suponer una "ilegalidad".

A pesar de que, según informó Codere en la tarde del martes, los puntos de la polémica fueron respaldados por "mayoría suficiente", los fundadores, que retienen la titularidad de un 14,073% de las acciones de Codere, han puesto en duda su conformidad con la ley vigente.

En concreto, se cuestiona la propuesta para un acuerdo de lock-up en el contexto de la refinanciación de la sociedad. Y del mismo modo para la propuesta de que sea el consejo de administración el que tenga la facultad para "la modificación, extensión, ratificación u otorgamiento de cualesquiera garantías reales que se requieran para la ejecución de las operaciones de financiación en el contexto de la refinanciación".

Del mismo modo, los fundadores también han solicitado el preceptivo informe de valoración independiente con el que se justifica la ecuación de canje prevista para la operación de capitalización de deudas. Una transacción que, en los términos en los que está planteada, supondrá la entrega efectiva del control de la compañía a los acreedores, por una dilución del 95% al convertir en capital deudas por 350 millones de euros.

Sin motivos para la opa

Además, este choque por la junta extraordinaria llega solo unos días después de que la CNMV haya ratificado su criterio de 2016. Entonces señaló que no existieron motivos para haber forzado la formulación de una oferta pública de adquisición (opa) por parte del grupo de fondos del que formó parte Alden Capital hasta hace solo unos días. Al frente de los mismos se sigue manteniendo Silverpoint, que declara un 21,795% de la cotizada.

Los Martínez Sampedro estrenaron el mes de mayo exigiendo a la CNMV que abriese expediente contra estos fondos para obligarles a presentar una opa forzosa por 9,58 euros por título. Un montante que se traduciría en un desembolso total de unos 900 millones de euros.

Entre luchas intestinas y la penalización que por motivos de la crisis sanitaria han sufrido las salas de juegos de azar, Codere ha perdido cerca de un 30% de su capitalización en lo que va de año. Este mismo martes se conocía también que Andalucía endurecerá la normativa que regula el funcionamiento de este negocio, con exigencias más restrictivas en cuanto a ubicación y accesos.