Cie Automotive estrena accionista de referencia. La gestora británica Standard Life Aberdeen ha irrumpido en el capital de la cotizada española con un 3,007% de su capital, una participación que alcanza un valor de 93 millones de euros en función de su actual cotización bursátil.

Noticias relacionadas

Es la primera vez que Standard Life Aberdeen declara en Cie Automotive una posición superior al 3%, el umbral mínimo que establece la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para ser considerar a un inversor accionista de referencia de una cotizada. Un posición que se construye íntegramente a través de acciones de la fabricante de componentes de automoción.

La cartera de la gestora abarca en la actualidad 3,69 milllones de acciones de Cie Automotive, un número alcanzado el pasado 15 de junio, según consta en la documentación remitida ahora a la CNMV. Además, la firma explica que esta inversión es fruto de "la gestión discrecional de múltiples carteras en nombre de clientes".

Trimestre histórico

Con su actual inversión, Standard Life Aberdeen se coloca a la cola de los accionistas de relevancia de la automovilística española. Al frente, la familia Riberas, que controlan un 15,69% de la compañía a través del conglomerado industrial Acek Desarrollo y Gestión Industrial SL.

La entrada de la firma de inversión se produce poco después de que Cie Automotive haya publicado un beneficio neto de 78,2 millones de euros en los primeros tres meses del año. Una cifra que ha supuesto para la compañía el mejor trimestre de su historia además de un incremento del 7% con respecto al ejercicio anterior.

La cifra de negocio ascendió un 6,3% en el mismo periodo, hasta los 873,8 millones de euros. Por regiones, Europa fue la de mayor peso para el negocio del grupo con un 29,3% del total. América alcanzó un 24,4%, seguida de China (13,7%), India (13,6%) y Brasil (5,7%).

La compañía ha destacado la mejora de las grandes magnitudes sobre los niveles previos al estallido de la pandemia, lo que ha facilitado la revisión al alza de sus objetivos para el conjunto del ejercicio 2021. Y eso a pesar de que la producción de coches ha caído un 11% con respecto al primer trimestre de 2019.