Neinor Homes comienza a recoger frutos de su todavía reciente absorción de Quabit. Este martes la gestora estadounidense Cohen & Steers ha anunciado posiciones equivalentes a un 3,012% del capital de la promotora inmobiliaria, que tras la fusión se ha convertido en la primera de su sector en el mercado español.

Noticias relacionadas

En concreto, Cohen & Steers declara la posesión de 2,41 millones de acciones de Neinor Homes, que a precios actuales del mercado alcanzan una valoración conjunta de 26,55 millones de euros. En este sentido, la gestora estadounidense que se define como especialista en "activos reales" no toma posición alguna a través de derivados.

El preceptivo formulario remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sí que especifica que la posición se distribuye entre vehículos asociados a sus cabeceras en EEUU (2,885%) y Reino Unido (0,127%). Una posición suficiente para engrosar la lista de accionistas relevantes de Neinor, donde actualmente ocuparía el cuarto y último puesto.

Potencial de consenso

Al frente de este grupo está el fondo especializado francés Orion European Real Estate Fund, que declara una posición equivalente al 28,009% del capital social de Neinor Homes. Sin embargo, es probable que este porcentaje se vea alterado en los próximos días, ya que permanece invariable desde septiembre de 2019 y, por tanto, no recoge la dilución resultante de la integración de Quabit mediante la entrega de acciones propias de nueva emisión.

Los gestores de Cohen & Steer llegan a Neinor en un momento dulce para la compañía después de haberse convertido en la primera promotora inmobiliaria española. Un puesto que le ha valido la confianza del mercado, pues el consenso de los analistas le otorga recomendación de compra y un potencial alcista cercano al 8% desde su actual cotización. En este sentido, la firma americana ha contado anteriormente con posiciones en otros valores españoles del sector como Merlin Properties y Colonial.

Desde fuentes próximas a la compañía se ha señalado que "se trata de una inversión a largo plazo" que se produce ante la "confianza" en el plan de desarrollo tras la absorción de Quabit y por la apuesta por el negocio del alquiler a través de Neinor Rental.